• +34 94 479 76 00
  • info@idomcpi.com

Noticias

¿QUÉ TIPO DE INNOVADOR SOY?

La innovación la desarrollamos todos. ¡¡Y tú también eres parte de ella!!

Ser parte activa de un proceso de innovación, debe iniciar por conocer las personas que hacen parte del equipo de trabajo, con el fin de conocer sus habilidades e identificar en cuál o cuáles etapas de la innovación es fundamental su participación. El test que hemos diseñado busca identificar cuál es tu perfil en un proceso de innovación, con tal de generar equipos multidisciplinares y de alto impacto dentro de la Empresa.

Realiza nuestro test y responde a un total de 20 premisas para averiguar qué tipo de innovador eres.

Este test no corresponde a un test de personalidad ni define un perfil estricto de una persona, es a modo informativo para la innovación en la Empresa.

Realizar Test ¿Qué tipo de innovador soy?

[sgmb id=”1″]

Compartir

MESA DE CPI EN EL EVENTO DE INNOVACIÓN “TRANSFORMAS”

Transformar-Valorizar-Incorporar. 10/03/2017. Ciudad de la Cultura.

La Axencia de Coñecemento en Saúde (ACIS) y el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) organizan una mesa-coloquio de Compra Pública de Innovación (CPI) mañana viernes (10/03/2017) en la Ciudad de la Cultura de Galicia en el marco del evento de innovación Transformas. La mesa de CPI contará con la visión de todos los agentes que han intervenido en el proceso de CPI impulsado por el SERGAS: instituciones, profesionales y empresas, así como con el testimonio de pacientes y profesionales que se están beneficiando de un producto resultado de un proceso de CPI.

Leer programa

[sgmb id=”1″]

 

Compartir

MUJERES CON SELLO CPI

Mujeres CPI: Comprometidas, Proactivas e Innovadoras

Sin duda, los procesos de cambio en el sector público no funcionan si no existen personas convencidas que los promuevan y que con su trabajo y motivación inoculen el virus de la innovación a todos los demás.
Y hoy, día de la Mujer Trabajadora, nos gustaría reconocer a todas las mujeres con las que hemos tenido relación en esta travesía de la Compra Pública de Innovación por el mundo, porque todas ellas, en sus diferentes países, organizaciones y puestos han sido piezas clave para avanzar en el desarrollo de la CPI.


 

 

Gracias por vuestra energía, motivación y compromiso con la CPI y demostrar que
¡¡Otra forma de innovar es posible!!

[sgmb id=”1″]

Compartir

METODOLOGÍAS DE INNOVACIÓN

¿Cuál es la metodología más acertada para cada organización?

La innovación como herramienta para mejorar la competitividad se constituye hoy como una necesidad en el desarrollo de la actividad de cualquier organización. Estas organizaciones que han optado por innovar se han concentrado en desarrollar una cultura de innovación al interior de sus estructuras productivas, así como en identificar qué metodologías para innovar responden mejor a sus necesidades y a su hacer.

Dentro de las metodologías que emplean estas organizaciones innovadoras se encuentran metodologías como Design Thinking, la Co-Creación de Valor, Lean Thinking, e Innovación Abierta. . En el siguiente artículo, The Innovation Factory Institue presenta un resumen de estas y otras metodologías empleadas por organizaciones innovadoras.

¿Cuál es la metodología más acertada para su organización?

Leer artículo ¿Qué metodología de innovación es la más adecuada para mi empresa?

[sgmb id=”1″]

Compartir

EL PAPEL DE LAS EMOCIONES A LA HORA DE INNOVAR

Los seres humanos, independiente del ámbito laboral, social y personal en el que se desenvuelven, siempre se verán afectados por sus emociones.

Los sentimientos, los deseos, las motivaciones y los intereses, impactan el quehacer diario de las personas, lo cual, no es la excepción durante el desarrollo de procesos de innovación en las organizaciones, más cuando en su mayoría, implican cambios relacionados con las actitudes y aptitudes de sus colaboradores, que permitan alcanzar un alineamiento con la estrategia corporativa y de innovación definida en una empresa.

Es así como, Juan Vicente García Manjon,  docente y experto en Innovación, en su artículo ¿Cómo influyen las emociones en la innovación?, rescata la importancia de profundizar en el papel de las emociones en el proceso innovador y la manera en que los líderes de las empresas deben gestionar los estados emocionales de sus equipos, con el objetivo de alinear sus capacidades con los retos a los cuales se enfrentan.

Propone un modelo, sobre la base de la teoría de flujo de Mihály Csikszentmihalyi, a través del cual, los líderes de las empresas pueden identificar las emociones de sus equipos, con base en el análisis de la relación existente entre la habilidad que disponible y el desafío que se le asigna. En  este análisis, se identifican 7 estados emocionales y uno ideal denominado estado de flujo, en el cual el grado de habilidad de la persona, confluye con el desafío al cual la organización lo enfrenta y además cuenta con la capacitación necesaria para darle respuesta, siendo aparte de esto, de relevancia a nivel personal.

Fuente: Mihály Csikszentmihalyi

Las otras 7 emociones, van atadas al mayor o menor grado de habilidad y del desafío, de manera que, a en bajo grado de habilidad de la persona y un alto nivel del desafío asignado por la empresa, se generarán estados de ansiedad, que se transformarán en preocupación o apatía a medida que el grado del desafío disminuye.

Cuando el individuo cuenta con habilidades altas y el desafío asignado es bajo, se generan estados de relajación, en los que termina por perderse el interés, llevando al aburrimiento. El estado emocional de control, se genera cuando existe un alto grado de habilidad y un nivel medio del desafío, que a su vez, cuando su nivel aumenta y se cuenta con una habilidad media, se traduce en un estado de excitación para la persona, ya que se siente capaz y motivado a dar aportar su mejor esfuerzo en la atención del desafío.

Los estados emocionales de los colaboradores de una empresa, finalmente determinarán la predisposición que ésta tendrá para enfrentar los procesos de cambio que trae consigo la innovación. Los líderes de equipos, deberán aprender a percibir y aceptar las emociones de su equipo, a comprenderlas y a desarrollar acciones para regularlas, entre las que se encuentran, el desarrollo de estrategias de formación que permitan preparar los equipos para enfrentar desafíos retadores y a su vez, entender las capacidades actuales disponibles y asignar de manera consecuente, responsabilidades relevantes que motiven el crecimiento y desarrollo profesional en la empresa.

Leer artículo ¿Cómo influyen las emociones en la innovación?

[sgmb id=”1″]

Compartir

PREMIOS CNIS 2017

El “Plan para el Impulso y Consolidación de la Compra Pública de Innovación (CPI) en Aragón”  mejor “Iniciativa de Compra Pública Innovadora” en los premios CNIS 2017

El “Plan para el Impulso y Consolidación de la Compra Pública de Innovación (CPI) en Aragón“ es la primera iniciativa global en la C.A de Aragón de impulso a la CPI. En el marco del proyecto se han realizado acciones de sensibilización y formación, la definición de la Gobernanza y los procesos de CPI de Aragón y el inicio de un proyecto piloto de CPI en Aragón. 

IDOM ha colaborado en la definición del objetivo estratégico para poner en marcha el proyecto piloto de  CPI en Aragón, la definición de los retos tecnológicos a que los da lugar, así como la definición de las oportunidades para las empresas y organismos interesados en tomar parte de la futura licitación. El proyecto seleccionado es de gran impacto para la región ya que se definió como objetivo, junto con el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, la “Descontaminación de suelos y aguas y destrucción de residuos HCH (lindano) del Barranco de Bailín”.

Compartir

FUNDAMENTOS DE LA INNOVACIÓN EMPRESARIAL

Definición de la innovación

Cada término tiene su etimología, su historia evolutiva y uso actual, hasta el punto de que en ocasiones el entendimiento y uso común no siempre coincide con su origen etimológico. En el caso de la innovación, procede del latín innovatio, lo cual lejos de ser una curiosidad lingüística resulta de capital importancia para la delimitación de este concept
o. De acuerdo con su origen etimológico, la innovación vendría a ser la acción y efecto de crear algo nuevo (en el contexto empresarial nuevos productos o servicios). Definida en su forma más pura, sin matices valorativos, la innovación se muestra en su verdadera naturaleza como la búsqueda de nuevas soluciones, las cuales pueden suponer o no una “mejora” respecto de las ya existentes.

Este matiz resulta muy relevante, puesto que el resultado final de cada iteración de un proceso de innovación no necesariamente supone una mejora en términos absolutos. Y, en todo caso, toda valoración as respecto será relativa a cada contexto. Innovar es como adentrarse en un bosque a oscuras con una brújula, puede que tengas una idea de la ruta, pero el camino siempre es imprevisible. Abrazar la innovación es asumir la incertidumbre intrínseca a la exploración de nuevos horizontes, aceptar la posibilidad de no llegar a buen puerto.

En todo caso, incluso
cuando el resultado de un proceso de innovación supone aparentemente un fracaso, puede encerrar más valor que muchos éxitos. En ocasiones, no sólo es relevante saber lo que no funciona, sino que ello puede ser necesario para despejar el camino hacia lo que si funciona.

En más ocasiones de las que parece el camino hacia grandes éxitos está empedrado de pequeñas decepciones.

La innovación en la empresa

Una vez despezado el mito en torno a la innovación, y aceptada está en su verdadera naturaleza, estamos preparados para esbozar algunos consejos sobre cómo imbuirse de innovación en proyectos empresariales.

El primer aspecto importante es que la innovación empresarial no se articula como un departamento o un proyecto, es una forma de actuar, una forma de proporcionar productos y servicios. Por este motivo, el primer paso es entender la acción empresarial en su vertiente innovadora para imbuir de dicho espíritu todos los aspectos de la organización. En este sentido, no se puede tener una organización innovadora sin tener espacios adecuados para la innovación, equipos de trabajo pensados para la innovación y metodologías de trabajo para la innovación.

Es importante formar equipos de trabajo adecuados que trabajen en un entorno propicio a la colaboración e intercambio de ideas. Igualmente, no se debe elegir a los integrantes únicamente en función de su talento y aptitudes, sino en base a los perfiles           que necesitará el grupo en conjunto, como una banda de música en la que debe haber diversos instrumentos. Para el éxito de todo proyecto es necesario, al menos, los siguientes tipos de perfiles:

  • Estudiosos: que analizan la componente humana, extendiendo el conocimiento existente al probar nuevas ideas y tomar elementos de otros ámbitos para enriquecer el proyecto actual.
  • Organizadores: son capaces de proyectarse por encima de los obstáculos visibles que impiden el progreso, son buenos viendo y evaluando las fortalezas de los integrantes del grupo y emplean diferentes técnicas para motivar al equipo.
  • Constructores (arquitectos de experiencias, diseñadores de entornos, cuidadores y contadores de historias): dan una perspectiva amplia de la experiencia del usuario, se aseguran de que el entorno y clima de trabajo sean los adecuados y mantienen contacto con los usuarios para asegurar su satisfacción y recoger información para mejorar los servicio /productos. Finalmente, los contadores de historias convierten todo el proceso en una narración atractiva (a los usuarios les gusta mucho que un gran producto tenga detrás una historia atractiva).

En cuanto al espacio de trabajo, su diseño debe adaptarse a cada proyecto y metodología de trabajo debiendo ser en todo caso acogedor, cómodo, funcional y que favorezca la colaboración del equipo.

Patrones de innovación

Si nos centramos en la metodología, por su naturaleza, los entornos empresariales son muy proclives a tomar perspectivas sistemáticas. En el caso de la innovación, aunque resulta especialmente completo por su incertidumbre intrínseca, si es posible definir un enfoque sistemático. Es decir, resulta posible identificar una serie de herramientas metodológicas universales de utilidad para hacer frente a todo proyecto innovador.

El primer elemento que debemos integrar en nuestro kit de herramientas metodológicas de innovación son los principales patrones de innovación. La mayor parte de las innovaciones responden a uno o varios de los siguientes patrones de innovación:

  • Substracción: consiste en crear un nuevo producto/Servicio quitando un elemento aparentemente importante de uno existente.
  • Unificación de tareas: consiste en asignarle una nueva tarea a un elemento del problema o de su entorno de modo que resulta provechosa en algún sentido
  • Multiplicación: consiste en copiar un elemento ya existente del producto o servicio y alterarlo de una forma no intuitiva para introducirlo en la fórmula y obtener una ventaja.
  • División de funcionalidades: consiste en separar funcional o físicamente los componentes de un producto o servicio para reorganizarlos de otro modo haciendo surgir nuevos escenarios
  • Dependencia: se basa en establecer o eliminar vínculos entre atributos, variables, que en muchos casos parecen antinaturales o extrañas (ejemplos: semáforos basados en la posición del tráfico, lentes que se oscurecen en base a la luz ambiental, alarmas que aumentan gradualmente de intensidad…).

El hecho de que se identifiquen los anteriores patrones de innovación no implica que toda innovación surja de procesos intencionados vinculados a dichos patrones, sino que incluso los descubrimientos casuales se pueden asemejar a ellos. Esto patrones nos permiten analizar cada patrón para buscar técnicas para diseccionar problemas y abordarlos de un modo sistemático siguiendo para uno de los patrones como rutas posibles hacia nuevos productos o servicios innovadores.

Cómo transcribir los patrones de innovación previos en metodologías de trabajo con las cuales abordar la innovación será objeto del siguiente artículo.

Antonio Guimarey Marón

Área de Telecomunicaciones en IDOM
aguimarey@idom.com

 

[sgmb id=”1″]

Compartir

CULTURA DE INNOVACIÓN

Experiencias que crean cultura de innovación

Las empresas innovadoras requieren culturas innovadoras, y crear esta cultura no es una tarea fácil. Se requiere de constancia, liderazgo y mucha creatividad para lograrlo. Sin embargo, en su artículo Soren Kaplan nos expone cuatro estrategias que las empresas como Zipcar o Haier están empleado para crear experiencias que “cambien el chip” de sus empleados y fomentan esa cultura innovadora tan buscada.

En el caso de Zipcar, Soren Kaplan nos relata como por medio de una experiencia simbólica la empresa impulsó su nuevo modelo móvil con los empleados. Este modelo significaba un gran cambio para la organización por lo que  Zipcar decidió que antes de realizar sus lanzamientos al mercado debía orquestar una experiencia para que sus empleados entraran en esta nueva mentalidad y aceptaran el cambio que significaba tener un modelo móvil. Por esta razón, decidió invitar a sus empleados a una reunión donde repartió martillos para que pudieran tomar personalmente las armas contra la “vieja visión” golpeando dos computadoras de escritorio.  El hecho de literalmente aplastar lo viejo para dar lugar a lo nuevo se convirtió en una experiencia simbólica de gran impacto en la organización  y se convirtió en el emblema de la nueva Zipcar”.

Leer artículo

[sgmb id=”1″]

Compartir

COMPRA PÚBLICA DE INNOVACIÓN (CPI): EL RIESGO DE PERVERTIR UNA BUENA HERRAMIENTA

¿Por qué la CPI está de moda?

Últimamente escucho cada vez más hablar de Compra Pública de Innovación (CPI); en principio, podría pensarse que ¡qué buena noticia!, ¿no? Después de años impulsando esta herramienta y lo que supone para las políticas de innovación debería ser todo un éxito, pero me gustaría compartir con tod@s vosotr@s una inquietud al respecto que en últimas fechas me ronda por la cabeza. En ocasiones pienso que la CPI corre el riesgo, al igual que sucedió con las palabras “innovación”, “creatividad”, “emprendedor” de volverse un palabro hueco. Eso sí, que queda muy bien en los planes y documentos estratégicos de las organizaciones y vende mucho tener jornadas de difusión y generar expectativas de “estamos trabajando en ello”; pero cuando se ahonda un poco  y preguntas las razones que impulsaron su promoción nadie sabe porqué está ahí, y peor aún, desconocen o no tienen demasiado interés real en llevarla a la práctica.

Ocurre un poco como en la vida misma,  todos somos capaces de tararear el estribillo de una canción (más aún si hemos tomado unos vinos y estamos alentados por el momento de euforia de compartir la experiencia con amigos) pero que se dificulta mucho cantar una estrofa completa y ni te cuento repetir la pieza como su autor la compuso….

Si a esto añadimos que el mensaje de “hay fondos para CPI” está en el ambiente, corremos un riesgo aún mayor y es pervertir la herramienta, atrayendo a entidades y organizaciones que no se mueven más que por el hecho de que existe un apoyo económico; es entonces, cuando lo que se concibió como un incentivo financiero para impulsar la herramienta de la CPI se convierte en un arma de perversión de esa misma herramienta.

Quisiera plantear las que creo deberían ser las verdaderas razones que una organización o entidad pública tendría que analizar antes de aventurarse en usar la CPI y por ende, en cambiar el “chip” de todos sus trabajadores y pasar de un modelo de promoción de innovación de oferta a otro de demanda:

1) Alineación con marco estratégico de innovación de la ciudad, región o país.

Debe plantearse una iniciativa de CPI alineada con la política o directrices de innovación de la ciudad, región o país, buscando un objetivo estratégico sectorial o tecnológico, según el caso y respondiendo siempre a los intereses de los usuarios finales.

2) Potenciar el tejido empresarial y el emprendimiento de base tecnológica.

Debe existir un conocimiento claro de la oferta tecnológica a la que se van a dirigir las actuaciones de CPI y un convencimiento de que el modelo que quiero implantar será win-win, asumiendo que existirá una asimetría de conocimiento. Igualmente se debe de estar abierto a confiar en los emprendores y start ups y ofrecer los proceso de CPI como una ventana de oportunidad para ellos.

3) Impactar en los indicadores de innovación

Se debe tener un interés en impactar de manera positiva en los indicadores de innovación, aún no siendo estos objetos de evaluación para la entidad. En este sentido estudios al respecto indican que la probabilidad de inversión en I+D para empresas adjudicatarias de CPI se multiplica por 2 y que existe una correlación positiva entre el incremento del esfuerzo privado en I+D. Lo cual es una gran asignatura pendiente en la mayoría de los países en materia de innovación.

4) Favorecer el intraemprendimiento público

Tiene que existir un compromiso de contar en este proceso con todo el capital creativo de las personas de la organización, lo que permitirá involucarlas en los procesos de análisis de problemáticas, identificación de necesidades y finalmente planteamiento de retos; pudiendo incluso llegar a implicarlos en la aportación de soluciones. En este sentido la pregunta a responder antes de empezar sería: ¿Creemos que existe talento en nuestras organizaciones para desarrollar programas de intraemprendimiento?

5) Provocar un cambio hacia organizaciones innovadoras.

El escenario actual, donde la crisis de credibilidad en las instituciones públicas, la crisis financiera a la que están sometidas, el mayor nivel de exigencia de los usuarios y ciudadanos en relación a los servicios públicos, la complejidad de los proyectos y servicios que ofrecen estas instituciones hacen que ya no sirva el método tradicional de la gestión de las entidades públicas. En este escenario, la innovación puede ser la palanca para convertirlas en organizaciones innovadoras que promuevan procesos de innovación centrados en usuarios apoyándose en la CPI.

“Una organización pública innovadora debe disponer de cultura de innovación, gestionar de manera sistemática su proceso de innovación, implantar modelos de innovación abierta y programas de CPI y contar  espacios físicos pensados y diseñados para favorecer la innovación y la experimentación.”

Si una entidad pública se plantea iniciar un proceso de desarrollo de CPI y no tiene gran parte de los objetivos anteriores… sinceramente, podrá financiarse para desarrollar innovación a través de CPI, pero nunca podrá decir que se ha convertido en una organización innovadora, habiendo perdido una gran oportunidad para ello.

.

Sandra Sinde

Directora de CPI e Innovación abierta en IDOM
ssinde@idom.com

 

[sgmb id=”1″]

Compartir

LABORATORIOS DE INNOVACIÓN PÚBLICA

Innovar en el sector público ya no es una opción, es imprescindible para mejorar la prestación de los servicios, generar ahorros y ser más eficientes

La era digital, los cambios tecnológicos y la apertura de las economías, han hecho que las exigencias y expectativas de los ciudadanos frente a la prestación de servicios de su Administración Pública, sean mayores y busquen un alto estándar de eficiencia. De igual manera, dichos cambios han hecho que las Instituciones Públicas, hayan tenido que enfrentar crisis de confianza de la ciudadanía, la exigencia de proyectos de mayor impacto y la búsqueda constante de mejor aprovechamiento de los recursos, dada las restricciones presupuestales y crisis que el mundo en general ha enfrentado.  En resumen han tenido que responder a su quehacer diario de una mejor manera, con mucho menos y adaptarse a nuevas exigencias de la ciudadanía.

Por todo lo anterior, alrededor del mundo se han establecido Laboratorios de Innovación Pública que buscan desarrollar capacidades de innovación en las Entidades del Estado, articular al ciudadano, el tejido empresarial y academia en pro de buscar soluciones más eficientes a los servicios públicos y sembrar cultura innovadora en los colaboradores del Estado para generar innovación de manera recurrente y transformar el rol del servidor público. En el informe el Banco Interamericano de Desarrollo- BID, presenta el papel y los desafíos que enfrentan dichos Laboratorios en Latino América, identifica los 4 factores para el desempeño de la innovación en el sector público y presenta recomendaciones.

Leer informe Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

[sgmb id=”1″]

Compartir