• +34 94 479 76 00
  • info@idomcpi.com

Noticias

PILOTO DE CPI DE BIOSIMILARES

Colombia Compra Eficiente, el Instituto Nacional Cancerológico y la Universidad Nacional lazan un piloto de CPI de biosimilares

Este martes 17 de abril Colombia Compra Eficiente (CCE) en colaboración con el Instituto Nacional de Cancerología y la Universidad Nacional ha lanzado la convocatoria para recibir soluciones innovadoras que respondan al reto: “proponer una solución tecnológica que permita la producción magistral de Biotecnológicos, a un precio más bajo que el ofertado en el mercado actual”.

 

De acuerdo con el aviso de la convocatoria y el marco de la Política de Compra Pública de Innovación, el INC busca realizar una compra pre-comercial, es decir, busca adquirir servicios de I+D enfocados al desarrollo de alternativas o soluciones que no existen en el mercado en el ámbito de la producción magistral de biotecnológicos.. La necesidad que se busca suplir con la compra resultante de este proceso es desarrollar una unidad de producción magistral de biotecnológicos que impacte en el tratamiento de pacientes oncológicos, fortalezca el servicio farmacéutico de la entidad y la promoción de generación de conocimiento investigación y desarrollo dentro de Colombia.

El INC espera que se proponga un modelo de desarrollo y producción de biotecnológicos que se caracterice por ser flexible, es decir, que este se plantee por fases o sea modular. Adicionalmente se espera que las propuestas incluyan una estrategia para la transferencia de tecnología a la entidad, el control de calidad del proceso y del producto terminado, así como mecanismos que permitan resolver retos en el desarrollo del proceso de producción, prescripción, uso, vigilancia y aceptación de los productos bioterapéuticos.

Una vez se reciban las propuestas se iniciará el diálogo técnico, individual y confidencial entre el equipo técnico de cada proponente y el equipo técnico designado por el INC, acompañados por CCE.

Ver más Aviso de convocatoria Estudio de mercado

Compartir

CHILE SE UNE AL DESAFÍO DE LA COMPRA PÚBLICA DE INNOVACIÓN

Unión tripartita ganadora

Como resultado del diagnóstico al Sistema de Compras Públicas liderado por agencia estatal de Compras Públicas, Chile Compra, y la directiva de implementar iniciativas y herramientas que fomenten la Investigación, Desarrollo e Innovación en el tejido empresarial chileno; en el 2016 se dio inicio al programa de Compras Públicas Innovadoras (CPI) en el país, con el apoyo del Ministerio de Economía y el Laboratorio de Gobierno.

Este programa contó con un equipo multidisciplinar de diferentes entidades públicas relacionadas con el desafío de la CPI, quiénes se encargaron, entre otras cosas, de invitar y acompañar entidades piloto a vivir la experiencia y poner en marcha un proceso de Compra Pública de Innovación. Esto con el objetivo de suplir necesidades con soluciones no existentes en el mercado y que generaran valor hacia el interior de la entidad y a los usuarios/beneficiarios de los servicios públicos. Esta iniciativa, fue conocida de primera mano por el equipo de IDOM por su participación en el Chile Compra Day del 2017 y su misión al Laboratorio de Gobierno.

Como resultado de dicho trabajo conjunto, a finales del 2017 se presentaron los 3 primeros pilotos de Compra Pública de Innovación (CPI) en Chile, en dónde se abrió la oportunidad a los posibles  solucionadores de enviar ideas innovadoras que solucionaran los retos. Dichas entidades piloto y retos fueron los siguientes:

Para ampliar información del proceso de CPI en Chile, ingrese aquí.

Resultado de lo anterior, se han generado dos importantes avances para la implementación de la Compra Pública de Innovación en el país que, además, están en línea con buenas prácticas internacionales, que han contribuido a lograr transformación e impacto positivo en las entidades públicas compradoras.

Desarrollo de una Directiva de innovación para las compras públicas.

Hasta el pasado 28 de febrero fue publicado y puesto a disposición de los ciudadanos e interesados, un documento con recomendaciones útiles para que los más de 800 organismos públicos lleven a cabo procesos de CPI de manera adecuada, en el marco de la normativa vigente de compras y de manera ordenada y sistemática, de acuerdo al marco metodológico diseñado por Chile Compra y el Laboratorio de Gobierno para el sector público.

Este tipo de directivas, guías conceptuales y de recomendaciones, se han desarrollado, además, en países como: Colombia, junto a la agencia estatal de compras Colombia Compra Eficiente en la cual IDOM participó en la conceptualización y desarrollo. Otro ejemplo, es la Guía de CPI publicada por la Unión Europea que fue punto de partida para la implementación de este tipo de iniciativas en Europa.

Creación de mecanismo de financiación.

Un incentivo a las empresas para que participen y se sumen al desafío de innovar a través de la CPI, es contar con un mecanismo de financiación que permita aportar al desarrollo de prototipos y pruebas. Por ello, la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) ha dispuesto de recursos para apoyar a las empresas, con tal de bajar el nivel de riesgo y los costos asociados al diseño y desarrollo de productos intensivos en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

A nivel internacional, esta práctica está debidamente estructurada y en funcionamiento en España, a través del programa Innodemanda. Esta iniciativa, es financiada y gestionada por el Centro para el Desarrollo tecnológico Industrial (CDTI) y busca apoyar con recursos económicas a la oferta tecnológica que quiera participar en un proceso de CPI.

Con todo lo anterior, se busca evidenciar como la Compra Pública de Innovación se convierte en una herramienta clave para los Gobiernos Latinoamericanos y el objetivo de incentivar la I+D+i en el tejido empresarial, modernizar las entidades públicas y acercar al ciudadano a más y mejores servicios públicos, entre otros muchos beneficios de la CPI. El compromiso de IDOM seguirá mantenerse actualizado y cercano con estas iniciativas a nivel internacional y hacer evidente su objetivo de transformar el sector público a través de la innovación.

Compartir

LANZAMIENTO I PROGRAMA DE COMPRAS PRIVADAS INNOVADORAS EN MEDELLÍN

15 empresas tractoras de Medellín asumen el reto de innovar a través de sus compras, en un ejercicio novedoso de Compras Privadas Innovadoras

En el marco del Programa de Compras Privadas Innovadoras – CPI, liderado por  la Corporación Ruta N de Medellín y operado por IDOM como aliado estratégico, han sido seleccionadas 15 empresas ancla de la Ciudad, que han decidido potenciar la innovación a través de sus compras:

Este ejercicio, busca sofisticar los sistemas de compras estratégicas y articular las áreas de Compras e Innovación en estas empresas.

Estas empresas, recibirán un acompañamiento especializado y personalizado por parte del equipo consultor de IDOM para el desarrollo e implementación del proceso de CPI. El acompañamiento inició con una jornada de transferencia de conocimiento, en la que se presentaron los equipos de las empresas y se definieron los conceptos básicos sobre compras privadas de innovación:

Las sesiones de consultoría iniciarán con una etapa de entendimiento de las particularidades de cada empresa con relación a sus procesos de Compras e Innovación, para continuar con la identificación de Oportunidades de CPI de las cuales se priorizarán 5 para consolidar el Mapa de Demanda Temprana o necesidades futuras de la empresa. Dos de estas oportunidades de CPI serán caracterizadas en detalle a través del Análisis Funcional de Necesidades para realizar un ejercicio de Diálogo Técnico con la oferta en la búsqueda de soluciones innovadoras, que se materialicen a través de una Compra Innovadora. El objetivo es lograr integrar como proveedores de estas grandes empresas a startups y pymes locales.

Este es un gran reto que asumen las grandes empresas de Medellín, para pensar diferente, generar sinergias y proyectos de impacto entre las áreas de Compras e Innovación y finalmente comprender que ¡OTRA FORMA DE INNOVAR ES POSIBLE!.

Leer más

Compartir

CPI EN ACCIÓN: CAMBIANDO EL CHIP EN LA PRODUCCIÓN DE MEDICAMENTOS BIOTECNOLÓGICOS EN COLOMBIA

“La Compra Pública de Innovación hace posible pensar en un sistema de salud sostenible”

A partir del año 2013, Colombia Compra Eficiente (CCE), ente rector en materia de contratación y compra pública en Colombia, ha venido construyendo el marco de actuación a nivel nacional para hacer posible la Compra Pública de Innovación (CPI). Este marco recoge, por un lado, los conceptos de la entidad en materia de contratación y compra pública de I+D+i en la Circular 06 de 2013, y por otro, un conjunto de recomendaciones para la estructuración de un proceso de compra pública de innovación, así como una guía para entender los procesos que permitan este tipo de compras (ambos publicados al cierre de 2016).

Este marco se empieza a poner en práctica por el Instituto Nacional de Cancerología, acompañado por la Universidad Nacional y el asesoramiento de CCE , quien lidera un piloto de CPI en biotecnológicos. Para conocer en detalle cuál es el avance del piloto hemos entrevistado a Claudia Vacca, profesora de la Universidad Nacional, quien ha acompañado el desarrollo del piloto de primera mano.

¿Quién es Claudia Vacca y cómo se ha involucrado en este proceso?

Soy profesora de la Universidad Nacional enfocada a la investigación en materia de política pública de salud. El énfasis de mis trabajos y mi experiencia está sobre la equidad y el acceso a medicamentos.

Mi involucramiento con este piloto surge de acercamientos con CCE en donde empezamos a identificar un altísimo gasto en medicamentos por parte del Sistema Nacional de Salud. Así, empezamos a buscar oportunidades que ayudaran a reducir ese gasto desde una aproximación innovadora que estuviese centrada en el suministro de dichos medicamentos.

¿Cómo surge la oportunidad en el mercado para este piloto?

En la década del 2010 se empiezan a vencer las patentes de muchos medicamentos por lo cual la discusión por el desarrollo de genéricos y biosimilares, en particular en patologías de alto impacto en salud como la hemofilia, el cáncer y la diabetes, se empieza a vislumbrar como una oportunidad en especial en sistemas de salud que apenas logran cubrir sus costos, como es el caso del sistema colombiano.

De forma paralela, este es el sector en el que mayor inversión en innovación existe a nivel global: en la misma medida en la cual se vencen las patentes y se desarrollan nuevos medicamentos tecnológicos, el ciclo de innovación en materia productiva de biosimilares y genéricos es una práctica común en el sector farmacéutico.

Adicionalmente, la oportunidad se cristaliza en cuanto se identifica la posibilidad de producir medicamentos a bajas escalas, aprovechando las infraestructuras de hospitales de alta complejidad y universitarios, produciendo así la cantidad de medicamentos estrictamente necesarios para los pacientes de dicho hospital. La estructura de los costos podría cambiar apalancándose en el desarrollo de un ciclo de innovación virtuoso en las entidades en donde se encuentran este tipo de infraestructuras.

¿Quiénes son los actores involucrados y en qué va el piloto de biosimilares?

En el proceso de identificar la oportunidad se buscó experiencias nacionales en materia de producción a bajas escalas. Así, se encuentra que el Instituto Nacional de Cancerología cuenta con las capacidades y la experiencia para la producción de medicamentos nucleares. Desde la formulación del piloto, el Instituto Nacional de Cancerología fue un referente y posteriormente es con quien se está desarrollando el piloto. Adicionalmente está la Universidad Nacional desde el asesoramiento técnico, al igual que CCE, en cuanto al acompañamiento en materia de lineamientos para el desarrollo del proceso. Sería deseable que Colciencias estuviese involucrado ya que esto tiene todo que ver con el Sistema Nacional de Competitividad Ciencia, Tecnología e Innovación, pero es una pena que no esté.

Al día de hoy hemos podido definir la viabilidad técnica del piloto a partir de un panel de expertos, el cual ha sido la base para la construcción del documento de necesidades funcionales. Este documento se encuentra en este momento bajo la revisión de CCE.

Una vez tengamos los comentarios sobre este documento podremos proceder a la consulta del mercado y al posterior diálogo técnico. A pesar de esta espera, ya hemos avanzado identificando en el mercado a potenciales organizaciones interesadas que cuentan con las capacidades técnicas para el desarrollo de biotecnológicos y a con quienes consideramos podremos contar en las fases posteriores del piloto.

¿Cuáles son las principales dificultades que ha enfrentado el desarrollo del piloto?

En el desarrollo del piloto se han identificado dos grandes retos. El primero de ellos tiene que ver con las tensiones que esta nueva alternativa de producción de medicamentos genera con la industria farmacéutica y los derechos de propiedad sobre estos medicamentos. Por esto, y para alivianar esta tensión, la formulación del piloto se plantea sobre medicamentos para los cuales su patente haya alcanzado la caducidad, y que, por el hecho de ser de baja escala y producción magistral, en caso de desarrollarse no podrían ser patentados. Todo esto para que la industria farmacéutica mundial entienda esto como una oportunidad de innovación y no como competencia.

El segundo de estos retos es que en el país existe una importante debilidad a nivel institucional del Sistema de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación. Por esto se percibe una barrera a la articulación con la política de CPI y el desarrollo de este tipo de actuaciones.

Existe un tercer reto pero que consideramos es de menor escala tiene que ver con la resistencia de médicos y pacientes a la prescripción y consumo de genéricos. Lo consideramos un reto menor ya que en la experiencia del Instituto Nacional de Cancerología los medicamentos radiológicos que se han desarrollado han tenido una gran acogida entre médicos y pacientes.

¿Cómo se articula la CPI con el Sistema Nacional de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCCTI)?

A pesar de que esto tiene todo que ver con el SNCCTI aún no existe una articulación expresa y debería hacerse. Hubo alguna iniciativa de articularlo desde las actuaciones de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD), quienes son los responsables de determinar qué proyectos de inversión son sometidos a consideración par ser financiados con recursos del Sistema General de Regalías. A pesar de esto no fue posible y por ello contamos con el éxito del piloto para que estos y otros actores tengan presente la existencia de esta herramienta.

Y, por último, ¿qué camino debe seguirse para promover la CPI en Colombia?

Es necesario desarrollar una labor más extensa de pedagogía y divulgación en la cual se debe presentar como una oportunidad para todos los actores del SNCCTI. En particular los científicos e investigadores estamos acostumbrados a optar por recursos en función de las líneas de trabajo y productos que tenemos listos para desarrollar, pero no existe una pedagogía de que es posible identificar problemas en conjunto con las entidades del Estado para llegar a soluciones que satisfagan necesidades públicas nacionales.

Adicionalmente sería aconsejable que quienes lideran estas políticas públicas de innovación realicen mapeos de sectores estratégicos para poder hacer una mejor focalización de los esfuerzos. Esta focalización permitirá llegar de forma más acertada a quienes ya se encuentran desarrollando soluciones.

Entrevista realizada a:

Claudia Vacca

Química Farmacéutica de la Universidad Nacional de Colombia.
Docente de la Universidad Nacional y directora del Centro de Pensamiento Medicamentos, Información y Poder.

cpvacag@unal.edu.co

 

Entrevista realizada por:

Daniela Maldonado Izquierdo

Consultora de Competitividad e Innovación
daniela.maldonado@idom.com

 

 

Acceso CCE Acceso Universidad Nacional

Compartir

IDOM MODERA LA MESA DE “CIUDADES INNOVADORAS” EN EL CIMSGAL2018

¿Están preparadas las ciudades para superar el miedo y dar el salto a la CPI? El único mecanismo que hay es la valentía

Sandra Sinde, Directora de CPI e Innovación Abierta de IDOM, moderó la mesa de Ciudades Innovadoras en el marco del CIMSGAL2018 celebrado el 14 de marzo de 2018. El evento constituyó un punto de encuentro muy enriquecedor entre más de 100 profesionales de la Administración Pública en el que analizaron los retos a los que se enfrentan las entidades locales: protección de datos, innovación y administración electrónica.

Como primeras idea de fuerza del debate de Ciudades Innovadoras se obtienen respuestas a 3 grandes preguntas QUÉ, QUIEN y CÓMO:

¿Qué es una Ciudad Innovadora?

Una Ciudad Innovadora es aquella que busca de forma sistemática hacer cosas nuevas o hacer las mismas cosas de formas diferentes, planteándose retos significativos y desafíos que aporten valor a los ciudadanos y a la sociedad en su conjunto; usando todo el potencial creativo de las personas que hacen parte del ecosistema de innovación de la ciudad (entidades públicas, empresas, universidades, CT, ciudadanos).

¿Quién tiene la responsabilidad de innovar en el sector público? 

La innovación, debe dejar de ser una preocupación sólo de las agencias promotoras de innovación, y debe pasar a ser una preocupación del conjunto del Sector Público local, en colaboración con los ciudadanos y las empresas.

¿Cómo se pasa del papel a la realidad? 

La innovación pública sólo es posible cuando las personas están verdaderamente involucradas y viven la innovación desde su condición humana.


Tras estas reflexiones iniciales, Sandra Sinde, Directora de CPI e Innovación Abierta de IDOM pone de manifiesto cómo a través de la innovación se pueden sentar las bases ofrecer mejores servicios a los ciudadanos, y en concreto, cómo la Compra Pública de Innovación (CPI) es la herramienta que va a permitir a las ciudades enfrentarse al reto de:

  • Crear cultura de innovación y sistematizarla.
  • Implementar un modelo innovación abierta en el que se comparta el conocimiento con agentes externos.
  • Desarrollar tecnología que esté orientada a la solución de problemas reales de los ciudadanos.

En este sentido, las palabras claves de los ponentes sobre los temas debatidos han sido:

Diana Alonso. Consejera Técnica. Coordinadora Red Innpulso. Subdirección General de Fomento de la Innovación. MINECO.

”Voluntad. Política entendida como estrategia. Mentalidad. Recursos”

Patricia Argerey: Directora Agencia Gallega Innovación

Equipo. Oportunidad para las PYMES. Mejora de servicios públicos”

Jesús Cañadas: Jefe de Área Secretaría de Estado para la Sociedad de Información y Agenda Digital MINETAD

”Objetivos claros, definibles y alcanzables. Planificación para llegar a mercado. La CPI incide en el valle de la muerte”

Javier Vázquez: Asesor TIC Ayuntamiento Santiago

”Visión. Pensar a lo grande. Talento. Valentía”

Andrés López: Gerente de Innovación Organizacional de Ruta N Medellín

”Retos claros. Riesgo. Equipo. Ejecutar”

Iñaki Etxebarria: Director General del Centro Informático del Ayuntamiento de Bilbao

”Visión. Adaptabilidad. Compromiso con la ciudad”

Y a modo de reflexión final de la mesa, se concluye que desde el ámbito local se debe pensar a lo grande, porque de esa manera se atrae y retiene el talento, y es la única forma de provocar un cambio de chip que permitirá a las ciudades afrontar los grandes retos a los que se enfrentan, convirtiendo sus problemas en oportunidades!!!

Nos vemos en la próxima edición 2019 de Ciudades Innovadoras, Modernas y Seguras (CIMSGAL2019)
Compartir

10 BENEFICIOS DE LA COMPRA PÚBLICA DE INNOVACIÓN. ¡TODOS GANAN!

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publica en su Blog: El punto sobre la i, un artículo sobre 10 beneficios de la Compra Pública de Innovación

El BID se ha propuesto impulsar el uso de la CPI en América Latina y Caribe, así en los últimos años viene prestando apoyo a los países que quieren sumarse a esta iniciativa, a través de apoyo vía cooperación técnica o difusión y divulgación.

En el ámbito de la divulgación, el Blog del BID es un lugar destacado para conversar sobre innovación en América Latina y el Caribe

La última entrada del Blog recoge un artículo de Sandra Sinde (Directora de CPI e Innovación abierta en IDOM) donde se evidencian de manera práctica los 10 beneficios que compradores, proveedores, promotores de innovación y policy makers obtienen cuando implementan CPI.

Leer artículo
Compartir

RUTA N ENTRE LAS 10 EMPRESAS MÁS INNOVADORAS DE LATINOAMÉRICA

Gracias a su estrategia de Laboratorio de Innovación, implementada por IDOM, Ruta N fue seleccionada como la 9ª empresa más innovadora de Latinoamérica

Es para Idom una gran satisfacción el ver que Ruta N, una empresa con la cual ha trabajado tanto tiempo, este siendo premiada por su capacidad de  innovación.  En el último ranking realizado por la publicación de negocios Fast Company “The World’s Most Innovative Companies 2018 – Latin America”, Ruta N fue seleccionada como la 9ª empresa más innovadora de latino américa, siendo la única compañía colombiana en entrar en el ranking. Además, como entidad pública sin ánimo de lucro y dedicada a promover la innovación y los negocios es la única de su tipo en el ranking.

Es aún mayor la satisfacción para nosotros que las razones por las que se selección se centren, principalmente por su estrategia de Laboratorio de Innovación, en la que participa IDOM y que pretende realizar una transversalización de la innovación en las secretarías de la alcaldía de Medellín.

¡Ver que las empresas que confían en nosotros para llevar a cabo sus proyectos estén siendo reconocidas internacionalmente como referentes de innovación nos enorgullece y anima a seguir trabajando con mayor motivación porque algo estamos haciendo bien!
Ver más

 

Compartir

BIENVENID@S A LA ERA DEL FRACASO

Sin fracaso no hay innovación, así que ¡vamos a reivindicarlo!

Fracaso es lo contrario del éxito o triunfo. Según la Real Academia Española es el “malogro o resultado adverso de una empresa o negocio”; un “suceso lastimoso, inapropiado y funesto”. Sin embargo, desde nuestro blog de CPI consideramos que el fracaso no es lo contrario del éxito, sino la base. Cada vez más se valora el fracaso como una forma de aprendizaje. Los expertos explican por qué las derrotas son cruciales para llegar a la cima. ¡Cuántas veces hemos oído que para ganar hay que saber perder! ¡Que el fracaso es la clave del éxito!

Para Samuel West, profesor de psicología que está a punto de inaugurar en Suecia el primer Museo del Fracaso del mundo, es crucial que el fracaso se normalice. Sobre todo hoy en día, donde todo el mundo solo habla de lo feliz y perfecta que es su vida.

Os compartimos un interesante artículo sobre cómo fracasar con éxito y perder miedo a correr riesgos y equivocarse. Según palabras del propio West: “Sin fracaso no hay innovación, así que vamos a reivindicarlo”. “El éxito no siempre es el destino”, reconoce. Es necesario reivindicar el interés del fracaso en sí mismo. “A veces equivocarse te lleva al éxito. Otras veces no. Pero es interesante en cualquier caso, por eso trabajo para que se le preste más atención”.

Leer más
Compartir

CONSULTAS AL MERCADO

La consulta al mercado como instrumento para impulsar la innovación y el desarrollo de soluciones de alto valor añadido desde las Administraciones Públicas

El término de consulta al mercado ha pasado de ser un gran desconocido a ponerse de moda, pero ¿qué es realmente una consulta al mercado? ¿en qué consiste? ¿qué ventajas presenta?

A continuación, se muestran las principales características de la consulta al mercado que nos ayudarán a entender mejor sus objetivos e implicaciones en las compras.

Una consulta al mercado es un instrumento o práctica que se desarrolla durante la fase preparatoria del contrato (fase pre-contractual). Las entidades públicas contratantes realizan las consultas al mercado con la finalidad de obtener información sobre la capacidad del mercado, el estado de la ciencia o tecnología e informar a los operadores económicos sobre los proyectos y requisitos de las futuras contrataciones.

El objetivo principal consiste en obtener información del mercado con vistas a una contratación posterior e informar a los potenciales proveedores sobre las necesidades de la autoridad pública.

Con relación a la ley, las consultas al mercado aparecen reguladas por primera vez en la nueva Ley de Contratos del Sector Público, de aquí en adelante LCSP, que fue publicada el 9 de noviembre de 2017. Esta ley es el resultado de incorporar las Directivas 2014/23/UE y 2014/24/UE, concesiones y contratos, como un único texto legal.

Se trata de una nueva ley para una nueva era, en la que “la contratación pública desempeña un papel clave, puesto que se configura como uno de los instrumentos basados en el mercado interior que deben ser utilizados para conseguir un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, garantizando al mismo tiempo un uso con mayor racionalidad económica de los fondos públicos”.

Esta ley, que entrará en vigor el próximo 9 de marzo, pretende potenciar la integridad, los aspectos sociales, medioambientales e innovadores, así como la participación de las PYMES en la contratación pública. Tanta es su intención por promover e impulsar la innovación, que en su texto aparecen hasta un total de 77 veces los términos “innovador” e “innovación”.

En este sentido, es importante destacar que las consultas al mercado no se asocian directamente con contratos de Compra Pública de Innovación, en adelante CPI, sino que son consideradas como una “buena práctica” a realizar en cualquier tipo de contratación. Por lo tanto, si bien es cierto que en el marco de la CPI existen actuaciones previas que tienen por objeto crear condiciones en el mercado favorables a la innovación como las consultas al mercado, no es exclusivo de la CPI.

Los principales aspectos que están relacionados con las consultas al mercado quedan recogidos en los siguientes artículos de la nueva LCSP:

Artículo 115: se debe recoger la información pertinente y publicarla, existiendo un plazo suficiente para presentar propuestas.

De la misma forma, debe publicarse en el perfil del contratante cuándo se hará la consulta y quiénes son los expertos externos, publicando las razones por las que han sido seleccionado. Con carácter especial se podrá consultar a operadores activos.

Además, una vez se haya realizado la consulta al mercado, se hará constar en un informe las actuaciones realizadas (estudios realizados y autores, entidades consultadas, cuestiones formuladas y respuestas).

Artículo 70: los pliegos deben elaborarse teniendo en cuenta los resultados de las consultas al mercado. Es importante destacar que no pueden concretarse las características para que sólo exista un único proveedor o se incumpla el principio de igualdad de trato.

 “Las consultas al mercado deben ayudar a definir mejor el objeto del contrato”

Es importante tener claro que estas consultas deben realizarse antes del comienzo formal de los procedimientos de contratación.

Entrando ya en el propio proceso de consultas al mercado, la ley no especifica ningún procedimiento concreto a seguir, lo cual da libertad en la planificación y ejecución del mismo.

En base a nuestra experiencia y a los análisis de procesos realizados, desde Idom hemos definido el “proceso de organización de consultas al mercado” compuesto por tres fases: preparación, desarrollo y cierre.

  1. La preparación de consultas al mercado (fase I) se inicia con el anuncio previo de la realización de la consulta. Una vez se hace este anuncio, tiene lugar la preparación de documentación (documento de convocatoria, fichas, etc.), que continua con las comunicaciones internas dentro de la propia organización contratante y el uso de herramientas TIC para habilitar la recogida de ideas.
  2. El desarrollo de consultas al mercado (fase II) comienza con el lanzamiento y publicación de la convocatoria en el perfil del contratante y en boletines oficiales. Esta fase continua con la difusión de la consulta entre la oferta tecnológica, para lo que existen diferentes formatos a aplicar que serán seleccionados en función del objeto de la consulta. Para finalizar, tiene lugar la definición del procedimiento de evaluación que va a emplearse para la clasificación de las ideas recibidas.
  3. Por último, se encuentra el cierre de consultas al mercado (fase III). Esta última fase se compone de las actividades de difusión y presentación de los resultados del proceso y la elaboración de los documentos que impliquen el cierre de la consulta. Una vez concluya, se analizan si las necesidades pueden ser satisfechas y si existen suficientes proveedores para una competencia efectiva, publicando las fichas de avance y difundiendo los resultados, impulsándose a partir de ese momento el procedimiento de licitación pertinente.

Es importante enfatizar que, en ningún caso, durante el proceso de consultas al mercado el órgano de contratación podrá revelar a los participantes las soluciones propuestas por los otros participantes. Además, durante este proceso resulta imperativo respetar los principios generales de libre concurrencia, igualdad, no discriminación y transparencia.

A continuación, se presentan buenas prácticas a llevar a cabo en la realización de las consultas al mercado:

Fase I. Preparación
  • Seleccionar, durante la planificación, los formatos y acciones a realizar en función de aspectos como el objeto de la consulta, sector al que está dirigido y el grado de maduración.
  • Publicar información previa a su realización para comunicar los aspectos principales (objetivo, plazos, a quién está dirigido, etc.).
  • Proporcionar una plataforma en la que las empresas, startups, universidades, centros tecnológicos, etc. puedan compartir sus ideas.
Fase II. Desarrollo
  • Incluir listado de preguntas que posee el órgano contratante para definir claramente sus necesidades y orientar mejor al mercado.
  • Realizar jornadas de difusión para aclarar dudas e ir comunicando el avance y estado de la convocatoria.
  • Organizar webminars.
  • Preparar jornadas y talleres de proveedores y expertos, para trabajar en las principales materias que abarca la consulta.
  • Dar un plazo razonable para la presentación de propuestas.
Fase III. Cierre
    • Realizar jornadas de presentación de los resultados del proceso.
    • Publicar una guía final que recoja las iniciativas innovadoras para: ofrecer una mayor visibilidad a las empresas que participan en la etapa de consultas al mercado e incrementar su cooperación al facilitar posibles asociaciones entre ellas. Al dar a conocer qué tipo de actuaciones proponen para dar respuesta a las necesidades planteadas se promueve la colaboración entre las empresas. (En la imagen se muestra como ejemplo la “Guía de iniciativas empresariales de soluciones innovadoras” del Plan de Innovación Sanitaria Código 100 del Servicio Gallego de Salud-SERGAS).
    • Elaboración de mapas de demanda temprana que anticipen al mercado las necesidades futuras.

Comenzar una consulta al mercado, si es la primera vez que se lleva a cabo, sin duda puede ser algo tedioso por la novedad que supone frente a la vieja manera de hacer las cosas en las AAPP. Sin embargo, llevarla a cabo servirá para adecuar el contrato a la necesidad que persigue el órgano contratante y, además, aportará los siguientes beneficios:

Administraciones Públicas
  • Permite conocer el estado del mercado y lo que este puede ofrecer para satisfacer una serie de necesidades.
  • Aporta los conocimientos en las tecnologías, ciencias o experiencias de las que se carece a nivel interno.
  • Ayuda a definir correctamente las especificaciones técnicas y/o funcionales de las prestaciones contractuales que se demanden en los pliegos.
  • Favorece la elección de unos criterios de adjudicación adecuados para la selección de la oferta con mejor relación calidad-precio.
  • Se potencian las soluciones de calidad con alto grado innovador, y la mejora final de los servicios.
Oferta tecnológica
  • Se impulsa el potencial innovador de los proveedores, especialmente de las PYMES.
  • Se fomenta el acceso de empresas innovadoras (PYMES, universidades, startups, etc.) a los contratos públicos.
  • Se promueve la participación de profesionales en las empresas, mejora la competitividad y fomenta la adquisición de competencias.
  • Supone un incentivo a proveedores al ofrecer la oportunidad de generar soluciones creativas. Además, ofrece una oportunidad de negocio para las PYMES al ofrecerles la oportunidad de participar en consorcio con empresas para dar solución a los retos propuestos.
  • Se facilita e incita a la interrelación y colaboración entre agentes: empresas, centros de investigación tecnológica y de innovación, universidades, agencias de desarrollo, etc. para la adquisición de nuevas competencias.

Para nadie es un secreto que la competitividad actual, la globalización, el acceso a la información y la sofisticación de las necesidades de los consumidores, han puesto condiciones como una operación matemática retadora.

Cada vez, las exigencias de los ciudadanos son mayores y los proyectos más complejos, mientras la confianza en los estados y los recursos económicos y humanos se ven reducidos. Todo ello unido a la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad de los mercados, hacen necesario que las organizaciones cambien el chip.

La gestión de la innovación y la búsqueda de soluciones a necesidades que hasta ahora no habíamos tenido no puede seguir resolviéndose de la misma manera. Las consultas al mercado ofrecen la oportunidad de encontrar nuevas soluciones de alto valor añadido haciendo que múltiples agentes (ciudadanos, AAPP, empresas, universidades, centros tecnológicos y de I+D, etc.), interactúen de maneras diferentes.

Por esa razón, adaptarse al cambio y hacer las cosas de manera diferente será, sin duda, la clave que marcará la diferencia entre las organizaciones innovadoras y punteras del resto.

Como conclusión debe decirse que aquellos que lo hagan, estarán bien posicionados para triunfar en el nuevo sistema de compras que se volverá sistemático en las organizaciones en el medio plazo.

¡¡En próximos posts nos adentraremos en ejemplos concretos de aplicación de consultas al mercado, por lo que os invitamos a que estéis atentos/as y sigáis nuestro blog!!
Fuentes:

Guía 2.0 para la Compra Pública de Innovación, Ministerio de Economía y Competitividad-MINECO

Guía para autoridades públicas sobre la Contratación Pública de Innovación, Procurement of Innovation Platform

Nueva Ley de Contratos del Sector Público (Ley 9/2017)

 

Maitane Arrondo Picado

Consultora Innovación y Competitividad IDOM
maitane.arrondo@idom.com

 

Compartir

TENDENCIAS EN LA ADOPCIÓN DE LA INNOVACIÓN EN EL SECTOR PÚBLICO

Un informe recientemente presentado por el Observatorio de la Innovación en el Sector Público de la OCDE recoge experiencias innovadoras asociadas a tres tendencias destacadas: identidad digital, habilitadores e integración social.

El mundo actual ejerce una presión creciente en las administraciones públicas por mejorar y reinventarse, en otras palabras, por innovar. Cada vez se dan transformaciones de mayor calado de una forma más rápida abarcando diferentes ámbitos de nuestras sociedades.

En algunos sentidos, el mundo se ha vuelto un lugar más plano y pequeño. Países que en tiempos no muy remotos apenas tenían conocimiento mutuo, compiten hoy por cuotas de mercado desde equilibrios diferenciados de acumulación de capital, tecnología y costes de mano de obra. No solo se está dando una creciente necesidad por ser más competitivos a nivel de las empresas privadas, sino que los propios gobiernos son cada vez más conscientes de los retos que deben afrontar sus sociedades para ser lugares prósperos en los que desarrollar proyectos vitales y empresariales.

Aunque los retos a afrontar no son los mismos para todos los países, si tenemos en mente los más relevantes a nivel global. En algunas partes casos la corrupción y la desconfianza han erosionado las sociedades poniendo en tela de juicio a lo que, hasta hace no mucho, parecían democracias consolidadas y confiables. No se trata de que los ciudadanos tuviesen siempre una fé profunda en sus dirigentes, sino que la indiferencia del pasado se convirtió en cierta aversión activa. Ello no solo ha cambiado el mapa político, sino también la manera de hacer política, que algunos han capitalizado convirtiendo la necesidad en virtud. En este sentido, hay un antes y un después de la crisis, y los políticos están cada vez más concienciados de que los niveles de exigencia e inspección de la vida política se han incrementado.

En muchas de las democracias avanzadas algunos de los mayores retos sociales tienen mucho que ver con el envejecimiento, la automatización de puestos de trabajo, y sus consecuencias sociales en vertientes como la política migratoria o la recolocación profesional de cantidades masivas de profesionales. Países con pleno empleo como Japón, tradicionalmente restrictivos con la inmigración, sienten ya las consecuencias de políticas migratorias restrictivas combinadas con decrecimiento vegetativo. Paradójicamente, aunque a corto plazo la automatización de tareas plantea retos importantes, a largo plazo parece la respuesta más adecuada para responder a las necesidades de poblaciones cada vez más dependientes y envejecidas.

Aunque hay controversia al respecto, también existe una creciente y lógica preocupación en torno al cambio climático y sus efectos en diferentes vertientes (desastres naturales, pérdida de tierras de cultivo, deforestación, reducción de la biodiversidad…). Como resultado, se han abierto debates y políticas públicas en torno a la necesidad de integrar costes medioambientales en los modelos productivos, así como la búsqueda de innovaciones tecnológicas que minimicen el impacto de la actividad humana.

Finalmente, aunque se ha avanzado enormemente, en muchas regiones del mundo la pobreza sigue siendo una prioridad de primer nivel. Baste con poner en perspectiva, que tres cuartas partes de la población española forman parte del 20% de ciudadanos con mayor riqueza del planeta. La lucha contra esta lacra tiene mucho que ver con la generación de oportunidades de progreso sostenibles en un sentido amplio y que mejoren la calidad de vida de la inmensa mayoría de los ciudadanos en un entorno de especialización productiva basada en ventajas competitivas.

Más allá de las vinculaciones que podamos establecer entre ellos, los retos anteriores tienen algo importante en común: aunque se deben abordar desde la sociedad en su conjunto, en todos ellos los gobiernos pueden tener un rol destacado como agente de cambio mediante nuevos instrumentos y políticas públicas, es decir, a través de una gobernanza estratégica, quirúrgica e innovadora. Estratégica por planificada, coordinada y orientada a unos objetivos específicos. Quirúrgica por estar focalizada, centrada en retos a abordar en los que los diferentes agentes toman un rol u otro en función de la situación pero ninguno de ellos busca un nivel de prevalencia ilegítimo. E innovadora porque los nuevos retos que se presentan requieren del uso de diferentes enfoques, metodologías y “herramientas” que resuelvan las problemáticas pendientes de nuestras sociedades y las permitan transitar por los horizontes que están por venir.

En este contexto que se abre en torno a la innovación en el ámbito de las administraciones públicas, el Observatorio de la Innovación en el Sector Público de la OCDE (OPSI por sus siglas en inglés), en colaboración con el Centro Mohammed Bin Rashid para la Innovación en la gobernanza, acaba de presentar en un evento celebrado en Dubai el pasado 11 de febrero de 2018 un informe resultado del análisis de 276 iniciativas innovadoras de gobernanza repartidas por 58 países. Este informe analiza en detalle 10 de esas iniciativas para ejemplificar tres grandes tendencias en la materia:

  • La identidad digital, sus implicaciones y retos
  • Habilitadores y aproximaciones holísticas
  • Población vulnerable e integración social
Identidad digital

En este campo, tecnologías como blockchain o la biométrica, así como los fenómenos de globalización, están cambiando nuestra percepción de las fronteras y la identidad generando oportunidades para que, desde el respeto a la diversidad cultural y respeto por la privacidad/anonimato, se vaya más allá de los conceptos tradicionales de identidad. Por citar un ejemplo, en un afán por luchar contra el fraude, el proyecto indio Aadhaar ha implicado la recopilación e identificación biométrica de 1,200 millones de ciudadanos, generando dudas en torno al concepto de privacidad y seguridad.

Por otro lado, en Bélgica se está poniendo a prueba un concepto novedoso de acreditación profesional. Además de los tradicionales certificados, han puesto en marcha una plataforma digital para que empleadores, profesores y otros agentes sociales puedan compartir “acreditaciones” sobre personas de su entorno. De este modo, más que estar “identificada” por tus notas o diplomas, cada persona estaría descrita a nivel profesional a través de las visiones y reconocimientos de aquellos que se han implicado en su proceso de desarrollo vital. Esta perspectiva es mucho más rica, y tiene un potencial mucho mayor que los limitados esquemas de acreditación profesional que se emplean en la actualidad. De hecho ya existen propuestas para vincular estos esquemas de acreditaciones con tecnologías como blockchain para dar lugar a nuevos paradigmas al respecto de las instituciones actuales de acreditación.

Habilitadores y aproximaciones holísticas

Las mejores políticas públicas innovadoras forman diferentes niveles que dan lugar a un conjunto coherente con una perspectiva global. Es decir, no son una colección inconexa de parches y políticas aisladas, sino el resultado natural de aplicar una cierta visión estratégica al conjunto de la gobernanza a cada una de las instituciones del ecosistema de la administración pública.

Estas políticas transversales transforman los procesos y métodos de las administraciones públicas implicando a todos los agentes sociales. Fruto de las experiencias obtenidas de la aplicación de este enfoque, se pueden identificar herramientas y condiciones vinculadas al éxito de estas iniciativas transformadoras:

  • Resulta adecuada una filosofía centrada en los problemas, no en los métodos.
  • Requieren de la aplicación de nuevas herramientas de diagnóstico de problemas.
  • Es pertinente la realización de un análisis de los efectos sistémicos potenciales, así como el cómputo del coste-beneficio de las innovaciones.
  • Requiere experimentar con cambios transformadoras dentro de las administraciones, es decir, introducir una cultura de empoderamiento y transformación interna.

En esta vertiente el informe destaca el proyecto APEX de Singapur, a través del cual se definen APIs comunes a todas las agencias públicas para la compartición de información con otros organismos públicos y empresas. El objetivo es proporcionar una perspectiva coordinada, integrada y uniforme de su operativa (algo que en España algunos llevamos años deseando en ámbitos tan básicos como la sanidad). Este esquema derivó en un catálogo central que favorece que empresas innovadoras desarrollan soluciones basadas en dichas APIs como bloques funcionales base para proporcionar nuevos servicios.

Otra iniciativa interesante es Predictiv, un proyecto de Reino Unido para realizar experimentos conductuales, planteados con solidez estadística, con los que adelantarse al impacto de algunas políticas públicas en base a ensayos controlados aleatorizados sobre una población de participantes en línea.

Finalmente, el gobierno canadiense está intentando transformar radicalmente el modelo de trabajo en la administración a través del proyecto Talent Cloud y sus spin-off. Inicialmente se enfoca como un repositorio validado de talento que aspira a convertirse en un modelo de organización de talento y capacidades basado en proyectos que transforme el modelo funcionarial actual.

Población vulnerable e integración social

Una de las vertientes principales en las que se centra la innovación del sector público es la construcción de sociedades más justas e inclusivas con mayor capacidad para afrontar los retos futuros. En este sentido se requiere:

  • Establecer cauces de cooperación internacional que aseguren esfuerzos transfronterizos coordinados y alineados para abordar estos retos.
  • Considerar e implicar activamente a todos los miembros de la comunidad a la hora de tomar decisiones y prestar servicios públicos.
  • Tener una perspectiva de responsabilidad intergeneracional a futuro que prevenga situaciones de vulnerabilidad.

Los casos de referencia a este respecto incluyen el proyecto Seoul 50+ policy de Korea, mediante el cual convergen políticas de aprendizaje a lo largo de toda la vida, empleo y bienestar social centrada en la población de entre 50 y 64 años.

Centrado en los flujos migratorios, encontramos el Programa de inclusión financiera para migrantes del gobierno de México, pensado en prestar apoyo financiera a emigrantes retornados de Estados Unidos, especialmente a tenor del clima político actual en ese país. Políticas de reversión de flujos migratorios salientes podría representar una oportunidad para recuperar capital humano y generar nuevas oportunidades con el aporte que puedan traer consigo de la experiencia obtenida en otras sociedades.

También vinculado con colectivos vulnerables, llama poderosamente la atención una iniciativa noruega que toma un enfoque totalmente alineado con todo lo que se ha comentado hasta ahora: el Asker Welfare Lab. Con esta iniciativa se busca una aproximación por proyectos para la atención de personas con vulnerabilidad mediante la aplicación de la siguiente metodología:

  1. Identificación de familia/individuo en situaciones complejas de vulnerabilidad.
  2. A través de un equipo multidisciplinar se analiza el caso implicando al propio interesado (hay una filosofía “no se toman decisiones sobre mí sin mi”).
  3. Se traza un plan con objetivos a corto y largo plazo con inversiones asociadas (el equipo tiene capacidad para tomar decisiones).
  4. Se implantan las medidas planificadas y se hace un seguimiento del plan de cara al cumplimiento de los objetivos (asociados con una situación sostenible de mayor calidad de vida).

Como podemos ver, este esquema de asistencia a personas en vulnerabilidad no solo está totalmente personalizado, sino que se fundamenta en la corresponsabilidad, con una aproximación orientada a objetivos poco usual en este tipo de contextos. No se trata tanto de atender o cubrir necesidades inmediatas, sino de trazar un plan de vida, una serie de actuaciones con la perspectiva de conseguir un impacto relevante y persistente en personas en situación de vulnerabilidad.

Ver vídeo

Compartir