• +34 94 479 76 00
  • info@idomcpi.com

Noticias

CONSULTAS AL MERCADO, UN PASO MÁS

Guía de iniciativas empresariales de soluciones innovadoras

El 27 de septiembre de 2017, se publicó en la página web de Código 100, la GUÍA DE INICIATIVAS EMPRESARIALES DE SOLUCIONES INNOVADORAS. Un documento resumen donde se recoge aquellas empresas que, por un lado, han participado en la etapa de consultas al mercado a través del envío de propuestas de soluciones innovadoras, y que, a su vez, han dado el consentimiento para formar parte de esta iniciativa.

La guía persigue una doble finalidad, por un lado, busca ofrecer una mayor visibilidad a las empresas participantes en la etapa de consultas al mercado del Plan de Innovación Sanitaria Código100; y por otro, incrementar su cooperación al facilitar posibles asociaciones entre ellas al dar a conocer las actuaciones que proponer para dar respuesta a las necesidades planteadas por el Servicio Gallego de Salud.

En el contexto del proyecto Código100, esta iniciativa, se considera un claro ejemplo de buena práctica, dado que refuerza la necesidad de fortalecer las capacidades en I+D+i a través de vínculos y sinergias entre el sector público y el sector empresarial.

El gran valor del Plan de Innovación Sanitaria Código100, reside en promover un modelo de innovación centrado en un reto común, capaz de integrar a todos los miembros del sistema.

Descargar guía

[sgmb id=”1″]

Compartir

XVI AULA BAYER DEBATE SOCIOSANITARIO

El pasado viernes 10 de noviembre, Santiago de Compostela acogió la XVI edición de Aula Bayer en la Ciudad de la Cultura.

Organizado por Bayer y con el apoyo de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia y de la Agencia de Conocimiento en Salud ACIS. La jornada estuvo presidida por Jesús Vázquez Almuíña, conselleiro de Sanidad de la Xunta de Galicia; y Ramón Estiarte Navarro, director médico de Bayer; además de un importante número de directivos del Sergas, profesionales, pacientes y empresas colaboradoras.

Bajo el lema “Innovando en Salud” se abordaron temas relacionados con Innovación, e-health y cronicidad y se dieron a conocer dos programas de CPI pioneros en esta área, TELEA y EMPATTICS.

TELEA (PLATAFORMA DE TELEASISTENCIA DOMICILIARIA del SERGAS)

Consiste en una plataforma de asistencia domiciliaria integrada con los sistemas de información corporativos que facilita el acceso telemático del paciente a diversos servicios asistenciales y permite el control asistencial de los pacientes a domicilio. Este programa se llevó a cabo mediante la modalidad de CPTI en el marco del proyecto de innovación sanitaria Innova Saúde.

EMPATTICS (EMpowering PAtients for a beTTer Information and improvement of the Communication Systems)

El proyecto EMPATTICS, proyecto realizado bajo la modalidad de CPP a nivel europeo, busca tecnologías innovadoras aplicables al campo de la salud que ayuden a los enfermos crónicos a mejorar la autogestión de sus enfermedades y a incrementar la adherencia a sus tratamientos y recomendaciones médicas.

[sgmb id=”1″]

Compartir

AQUAE TALENT HUB

Innovación solidaria, ¡Hay tanto por aprender, por hacer y resolver!

El pasado ocho de septiembre, tuvo lugar en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela el AQUAE TALENT HUB.

AQUAE TALENT HUB es un espacio donde el talento, el conocimiento y las personas son los protagonistas, un punto de encuentro para aquellos emprendedores con ideas y con ganas de poner en marcha iniciativas para cambiar las cosas de cara a mejorar la sostenibilidad del entorno inmediato y del planeta.

La jornada se estructuró en torno a un taller y una master class impartidas por Irene Lapuente, directora de La Mandarina de Newton y Santiago Roncagliolo, escritor comprometido con el desarrollo en la Amazonía. En ambas partes, se trabajó el proceso creativo y nuevas formas para generar ideas, invitando a los asistentes a participar en todo el proceso, dando como resultado una jornada amena e interesante.

AQUAE TALENT HUB, trabajan con un denominador común de innovación, y entorno a cuatro ejes temáticos principales: innovación social, innovación cultural, innovación solidaria e innovación colectiva.

 

Ver más

[sgmb id=”1″]

 

Compartir

ENTRANAMIENTO EN CPI E INNOVACIÓN ABIERTA

IDOM contribuye a crear cultura de CPI en la Xunta de Galicia

Los pasados días 17, 18, 19, 23, y 24 de octubre tuvo lugar en Santiago de Compostela el primer entrenamiento en CPI e Innovación Abierta de Galicia. El entrenamiento, perseguía el objetivo de fomentar la cultura de la Innovación abierta y la Compra Pública de Innovación en la Xunta de Galicia. A su vez, se buscaba incrementar las capacidades e incentivar a los compradores públicos de CPI y desarrollar procesos que permitan la sostenibilidad de la CPI en el tiempo.

Este, tuvo una duración total de veinte horas, divididas en cinco etapas:

La metodología empleada, buscaba transferir conocimientos de CPI y de gestión de la innovación abierta a través de casos de referencia, realizando talleres prácticos que ayudaron a afianzar los conocimientos teóricos y estudios de caso que orientan en el diseño de las oportunidades de innovación.

Las personas con actitud CPI que participaron en el entrenamiento, comprendieron la importancia de definir problemas y necesidades que generen un impacto de alto valor para las entidades, el ciudadano y la sociedad en general.

Asimismo, comprendieron como afecta la implantación de un proceso CPI, en concreto en la forma de relacionarse con el mercado.

Este entrenamiento ha brindado a las diferentes entidades asistentes el enfoque necesario para aprovechar la oportunidad de financiación de la segunda convocatoria de CPI publicada por GAIN, que finaliza el próximo 30 de Noviembre, y que les permitirá acometer proyectos de CPI a través de la línea FID. Financiación desde la demanda a través del instrumento  Innocompra de MINECO.

LA INNOVACIÓN PÚBLICA UNA NECESIDAD

El 100% de los asistentes valoraron como útil, apropiado y motivador el entrenamiento.

Desde IDOM creemos, apostamos y queremos crear cultura de innovación en las entidades públicas.

[sgmb id=”1″]

Compartir

APROBADA LA NUEVA LEY DE CONTRATOS DEL SECTOR PÚBLICO QUE FAVORECE LA INNOVACIÓN

La nueva Ley de Contratos del Sector Público, aprobada por el Congreso de los Diputados el jueves 19 de octubre, regula la utilización de consultas preliminares de mercado e introduce el procedimiento de asociación para la innovación

La nueva Ley entrará en vigor a los cuatro meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y su objeto primordial es la trasposición al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo, 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014.

Los objetivos que inspiran la presente Ley son:
  1. Lograr una mayor transparencia en la contratación pública.
  2. Conseguir una mejor relación calidad-precio. Para ello, por primera vez se establece la obligación de los órganos de contratación de velar porque el diseño de los criterios de adjudicación permita obtener obras, suministros y servicios de gran calidad, concretamente mediante la inclusión de aspectos cualitativos, medioambientales, sociales e innovadores vinculados al objeto del contrato.
  3. Simplificación de los trámites, imponer una menor burocracia para los licitadores y mejor acceso para las PYMES.
En el ámbito de la innovación y desarrollo, se destacan 2 novedades importantes:
  • La regulación de las consultas preliminares del mercado, con la finalidad de preparar correctamente la licitación e informar a la oferta tecnológica acerca de los planes de contratación del órgano correspondiente.
  • Se introduce el nuevo procedimiento de asociación para la innovación con la idea de favorecer a las empresas más innovadoras, el cual se ha previsto expresamente para aquellos casos en que resulte necesario realizar actividades de investigación y desarrollo respecto de obras, servicios y productos innovadores, para su posterior adquisición por la Administración.

Se trata, por tanto, de supuestos en que las soluciones disponibles en el mercado no satisfagan las necesidades de la administración pública. Se perfila un proceso en el que tras una convocatoria de licitación, cualquier empresario puede formular una solicitud de participación, tras lo cual, los candidatos que resulten seleccionados podrán formular ofertas, convirtiéndose así en licitadores, en el marco de un proceso de negociación.  Este se desarrollará en fases sucesivas, y culminará con la creación de la asociación para la innovación:

  • Selección de candidatos
  • Negociación con los licitadores
  • Asociación con los socios
  • Adquisición del producto resultante.
Ver texto completo de la ley

[sgmb id=”1″]

 

Compartir

¿QUÉ SERÍA DE LA VIDA SI NO TUVIÉRAMOS EL VALOR DE INTENTAR ALGO NUEVO?

Mi primera experiencia CPI por Bahía Software.

Que el cambio no es una opción, no es nada nuevo en el paradigma de las compras públicas, sino que ya forma parte de las historias de cambio y reinvención de entidades públicas que asumen el reto de “cambiar el chip e inocular el virus de la compra pública de innovación (CPI) en las empresas”.

Como decía Albert Einsten “Quienes tienen el privilegio de conocer, tiene la obligación de actuar”, es por ello desde IDOM no podemos dejar escapar la oportunidad de contar los casos de entidades y empresas que ya han hecho realidad con éxito sus primeros proyectos CPI.

Para ello iniciamos un ciclo de entrevistas, contando en primer lugar la historia de una empresa gallega con actitud CPI, una empresa que se enamora del problema y, ya no lo deja ir hasta que no encuentra una solución más innovadora que el problema en sí mismo; estamos hablando de Bahía Software.

EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO, ¿QUIÉN ES MARTÍN GÓMEZ Y A QUÉ SE DEDICA BAHÍA SOFTWARE?

Soy Socio-Director de Bahía Software, una compañía que creamos en 1.999 como consultora de base tecnológica especializada en el sector salud. A lo largo de estos años hemos ido diversificando nuestra especialización y nuestra cartera de clientes, tanto en el ámbito público como privado, y en sectores tan diversos como administración pública, banca o logística.

MARTÍN, ¿QUÉ ES PARA TI LA CPI?

Es una forma de comprar de la administración pública que favorece un dialogo transparente y reglado con las empresas y que nos empuja desarrollar soluciones competitivas e innovadoras con el fin de una posterior comercialización y explotación. Este último punto es muy importante, porque en cualquier actividad de innovación nuestro objetivo es llevar esa experiencia o producto al mercado.

AL HILO DE TU RESPUESTA, ¿CREES QUE DEBE CAMBIAR LA FORMA DE RELACIONARSE DE LAS EMPRESAS CON LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA HACIA LA CPI?

Totalmente. Este tipo de relación enriquece mucho más a la administración pública y a las empresas que una licitación convencional. Requiere un esfuerzo inicial previo por parte de ambas partes, pero resulta un proceso mucho más interesante. No cabe lugar que a través de a CPI mejora la competitividad de tu empresa y te aporta la capacidad de desarrollar soluciones innovadoras y testearlas en un cliente real así como colaborar con partners para crear una solución diferente, un oferta de valor.

¿QUÉ FUE LO PRIMERO QUE PENSASTE CUANDO SE LE PRESENTÓ A BAHÍA SOFTWARE LA POSIBILIDAD DE PARTICIPAR EN UN PROCESO DE CPI?

Me enteré por la prensa del nuevo proceso que asomaba en Galicia a través del SERGAS y me generó mucha curiosidad e incertidumbre al ser un modelo totalmente novedoso e incorporar la novedad de retorno a través de royalties así como la propiedad intelectual por parte de la empresa. El nuevo reto suponía desarrollar un producto innovador desde cero sujeto a los plazos de una licitación pública con financiación europea con, asumir un gran esfuerzo de recursos en la parte de preparación de oferta cuyo retorno no era seguro, y con el objetivo último de quemar etapas hasta llegar a mercado. Creo, que era la primera o una de las primeras iniciativas de este estilo por lo que todas las empresas competíamos en igualdad de condiciones, y como teníamos el compromiso de la dirección y el equipo creía en el proyecto nos lanzamos a por ello.

¿CUÁL FUE EL PRIMER PROYECTO CPI DE BAHÍA SOFTWARE Y CUÁLES HAN SIDO LAS PRINCIPALES DIFICULTADES QUE SURGIERON EN LA EJECUCIÓN?

Hemos tenido la suerte de empezar desarrollando tres proyectos, en colaboración con otras empresas, de Compra Pública de Tecnología Innovadora (CPTI) para el SERGAS:

  • Desarrollo de una plataforma de diagnóstico de la imagen médica, denominada Central de Imagen Médica.
  • Desarrollo de un sistema de importación, exportación y dicomización de información clínica
  • Desarrollo de una herramienta avanzada para la gestión del Bloque Quirúrgico

Partir de cero sin un conocimiento previo de CPI es sin duda un gran hándicap, pero en nuestro caso teníamos experiencia en la ejecución de proyectos de I+D, por lo que estábamos habituados a entornos de búsquedas de soluciones innovadoras. A pesar de que ya teníamos interiorizado este tipo de ADN en nuestra forma de trabajar, el camino no ha sido fácil porque al tratarse de un proyecto financiado con fondos europeos los plazos eran muy cortos.

Un factor relevante a tener en cuenta es la inversión económica en fase de oferta, ya que son muchas horas invertidas por parte de nuestro equipo.

Os puedo decir que la fase de licitación fue el momento más crítico, porque cambia la filosofía y la forma de concurrir convencional. El precio era el criterio que menos se valoraba porque el cliente lo que quería era una “oferta de valor” orientada al ciclo de vida del producto con un plan de proyecto sólido y sostenible. Y en esa línea debíamos invertir todos nuestros esfuerzos, en una propuesta de valor.

Tras todo el proceso vivido lo más complicado es llegar a mercado tras testear el producto en un escenario demostrador real. El ciclo de venta es largo pero a día de hoy puedo decir se visualizan oportunidades de venta para Bahía Software y por el camino hemos creado valor para la compañía: creando un nuevo producto testeado en real en un cliente, contado con un con equipo técnico más capacitado a nivel de cambio de proceso y fortaleciendo nuestra relación con nuestros partners.

SEGURAMENTE TE PREGUNTEN MUCHO LO SIGUIENTE, ¿ES RENTABLE UN PROYECTO DE CPI?

En Bahía vemos la CPI como una herramienta que nos ayuda a darle vida a una idea y crear un producto nuevo, pero creo que sería un error abordar este tipo de proyecto pensando sólo en términos de rentabilidad. Debe abordarse en términos de creación de valor, de nuevos productos innovadores y altamente competitivos, y que hacen crecer el activo de la empresa. Una vez creado el producto y validado en un escenario demostrador el verdadero potencial es su escalabilidad a todo el sistema sanitario de otras regiones y países.

ECHANDO LA VISTA ATRÁS, ¿CÓMO HA CAMBIADO BAHÍA SOFTWARE TRAS SU PRIMER PROYECTO CPI?

Creo que hemos cambiado en varios aspectos. Por una parte, nuestra apuesta futura por proyectos de CPI, donde después de esta experiencia creo que somos más competitivos. Por otra, porque incrementamos nuestra cartera de soluciones, con productos innovadores. Además, durante todo el proceso, hemos obtenido la suficiente confianza para afrontar nuevos retos innovadores y establecer redes de colaboración y nuevos modelos de colaboración con empresas y entidades públicas.

Y POR ÚLTIMO, ¿EN EL FUTURO DE BAHÍA SOFTWARE CONTEMPLAS VOLVER A PARTICIPAR EN UN PROCESO DE CPI Y SE LO RECOMENDARÍAS A OTRAS PYMES?

Estamos analizando las oportunidades que surgen en el mercado, pero creo que sin duda lo volveremos a intentar cuando veamos licitaciones en las que podamos aportar ofertas de valor, en coordinación con socios especializados.

En el futuro próximo de Bahía Software, nos planteamos abordar un proyecto de Compra Pública Comercial (CPP) y si la experiencia es positiva y se presenta la oportunidad, cerrar el círculo de la CPI con la fórmula de Asociación para la Innovación.

Sinceramente creo que la CPI es una herramienta muy positiva para PYMES especializadas y que asuman el riesgo. Es un proceso demasiado enriquecedor como para perdérselo por los miedos. Puedo decir en este sentido, que soy un convencido de la CPI, ya que a las PYMES nos brinda la oportunidad de complementar nuestros servicios con una cartera más amplia de productos innovadores.

Entrevista realizada a:             

Martín Gómez Rodríguez                        

Socio-Director de Bahía Software             

martin.gomez@bahiasoftware.es              

 

“La CPI constituye una oportunidad para incrementar la competitividad de las PYMES, mediante la creación de valor a través de productos innovadores”.

Artículo redactado por:                 

Katia Pérez López                       

Consultora de proyectos de competitividad e innovación             

katia.perez@idom.com              

 

[sgmb id=”1″]

Compartir

IMPULSO A LA COMPRA PÚBLICA INNOVADORA

“La Xunta impulsa la compra pública innovadora con el objetivo de mejorar los servicios públicos al tiempo que se dinamiza el tejido empresarial”

La Agencia Gallega de Innovación (Gain), ha celebrado una jornada informativa sobre la segunda convocatoria de proyectos de Compra Pública Innovadora, la jornada tuvo como objetivo informar y animar a las Consellerías a impulsar la cultura innovadora desde la administración. Esta segunda convocatoria busca que las empresas innovadoras gallegas desarrollen nuevos productos y soluciones que la Xunta pueda emplear para la mejora de la prestación de servicios públicos.

Este tipo de iniciativas son las que hacen que en la actualidad Galicia, sea una región de referencia en  Compra Pública Innovadora, en el período 2007-2013 se ejecutaron 112 millones de euros y en la actualidad se están ejecutando proyectos de CPI por un importe que se acerca a los 100 millones de euros.

Leer más..

 

[sgmb id=”1″]

Compartir

La Compra Pública de Innovación, más cerca de los emprendedores mexicanos.

Idom presenta las oportunidades de la CPI a los emprendedores mexicanos

Durante cinco días consecutivos se vivió el espíritu de emprendimiento en la Ciudad México, con la celebración de la Semana Nacional del Emprendedor del 11 al 15 de septiembre.

Este evento  tiene como objetivo acercar a los emprendedores del país con actores nacionales e internacionales relacionados a esta temática, inspirar a las personas con expertos y analistas sobre las industrias del futuro y presentar herramientas de política pública y privada que favorecen e impulsan el emprendimiento y la innovación.

En el marco de dicho evento, IDOM hizo presencia y presentó a los emprendedores y estudiantes la Compra Pública de Innovación (CPI) como una oportunidad para todos aquellos que con sus ideas disruptivas y realmente innovadoras, sueñan con transformar las industrias, los servicios, la sociedad en general la calidad de vida de las personas en el mundo.

 

 

La aceptación y entendimiento de la CPI fue generalizada, los emprendedores, estudiantes, empresarios y actores de gobierno han coincidido en que esta iniciativa es una verdadera forma de hacer posible que promover el desarrollo de bienes y servicios innovadores y específicamente, los emprendedores tengan una oportunidad de ejecutar sus ideas, contar con un cliente de referencia y escalar sus negocios. En el marco de la conferencia se ha dicho “una orden de compra puede cambiar la vida de un emprendedor”.  El proceso de CPI es flexible y abierto, no restringe el ingreso a emprendedores y al contrario puede servir como una catapulta a su crecimiento. El siguiente gráfico, desarrollado por IDOM muestra cuando y como dichos emprendedores hacen parte del proceso CPI.

 

La invitación que hace IDOM como líder mundial en desarrollo de política e implementación de Compra Pública de Innovación, es a acercar a los emprendedores e incluso estudiantes a esta iniciativa, dar a conocer sus beneficios e inocular el virus de la innovación en todos los futuros empresarios o futuros gobernantes, funcionarios y diseñadores de política pública. Es indispensable sembrar para el mañana y dejar huella en las ciudades a través de la innovación.

[sgmb id=”1″]

Compartir

PONTE AL DÍA CON CÓDIGO 100

El SERVICIO GALLEGO DE SALUD (SERGAS) anticipa al mercado SUS NECESIDADES A TRAVÉS DE LA PUBLICACIÓN DE SU plan de contrataciones de innovación, INCLUIDAS EN EL “MAPA DE DEMANDA TEMPRANA” DEL PLAN DE INNOVACIÓN SANITARIA CÓDIGO 100

Presentación del mapa demanda temprana de Código 100

Como organismo autónomo dirigido por la Consejería de Sanidad de la Xunta de Galicia y como parte integrante del Sistema Nacional de Salud, el SERGAS integra todos los centros y servicios sanitarios de la administración autonómica sobre los que ejerce su dirección y gestión con el fin de garantizar la asistencia sanitaria.

El SERGAS representa un verdadero modelo de atención integrada que cuenta con 14 hospitales, 493 centros de atención primaria, 90 centros de urgencias y 36.000 profesionales sanitarios, que gestiona 3.700M€ de presupuesto y que atiende una población de 2,7M de habitantes.

Un año de actividad asistencial en el SERGAS se puede resumir en: 

Y un año de compras públicas en el SERGAS se puede resumir en:

La CPI, constituye un instrumento de política de innovación del lado de la demanda muy potente para impulsar el desarrollo de mercados innovadores a través de la contratación pública. El instrumento está impulsado por la nueva Directiva 2014/24/UE, que invita a las entidades contratantes a utilizar de manera estratégica la contratación pública para fomentar la innovación. A pesar de los esfuerzos de promoción a nivel comunitario, han sido muy pocas las administraciones que han implantado con éxito la CPI como herramienta de innovación.

En este contexto, el SERGAS ha emergido como organización de referencia en Europa en el fomento de proyectos de innovación sanitaria a través de la Compra Pública Innovación (CPI). Durante los últimos 5 años el Sistema Público de salud de Galicia ha lanzado más de 30 licitaciones de CPI. La experiencia acumulada ha posibilitado el desarrollo de 23 proyectos transformadores y posibilitado la coordinación de proyectos europeos del programa H2020 desarrollados en colaboración con regiones de otros estados miembros.

A través de Código100, su nuevo programa de innovación, el SERGAS apuesta de nuevo por la CPI como herramienta para promocionar la innovación y el desarrollo de tecnologías sanitarias, la búsqueda de mejores servicios asistenciales y la introducción de nuevas tecnologías que incrementen la calidad de vida de sus pacientes. El Plan de Innovación Código100 se inicia en Julio 2016 a través de un convenio de colaboración con el Ministerio de Economía y Competitividad (codigo100.sergas.gal/?idioma=es) en el marco del Programa Operativo de Crecimiento Inteligente 2014-2020, financiado en un 80% con fondos FEDER,

Código 100, que cuenta con un presupuesto de 13 M€, nace con el ánimo de convertir a Galicia en una región de referencia en innovación en envejecimiento activo, una región donde se pueda vivir con calidad 100 años y donde el sistema de salud innove para responder a los desafíos que plantea una sociedad cada vez más envejecida. Su gran valor reside en promover un modelo de innovación centrado en un reto común, capaz de integrar a todos los miembros del sistema, desde los profesionales sanitarios a los pacientes. Las acciones contempladas en este plan giran en torno a 3 líneas de actuación:

  • Empoderamiento de Pacientes (4M€): busca mejorar la autogestión de la enfermedad y mayor comunicación de los pacientes con el sistema de salud.
  • Gestión de profesionales (4M€): pretende desarrollar iniciativas que permitan incrementar las competencias de los profesionales, modernizar el sistema de salud y fomentar una cultura innovadora.
  • Terapias (5M€): desarrollo de nuevas terapias, servicios, protocolos y/o herramientas de diagnóstico en medicina personalizada que respondan a las principales prioridades sociales y sanitarias de Galicia.

A través del proceso de consultas al mercado, que se recoge en la planificación de la CPI, se abre una ventana de oportunidad para que los potenciales desarrolladores tecnológicos aporten ideas creativas que no existan en el mercado para dar respuesta a los retos lanzados por el SERGAS.

En este sentido, las empresas, pacientes y profesionales sanitarios hacen llegar sus propuestas de solución a las necesidades que deben ser cubiertas en el marco de las 3 líneas de actuación del Plan de Innovación Sanitaria Código 100. Se trata, por tanto, de un ejercicio de innovación abierta, que precede a la etapa de contratación y cuya finalidad es obtener información sobre la capacidad del mercado y el estado de la ciencia o tecnología (codigo100.sergas.es/Contidos/Consultas-ao-mercado). En el proceso de consultas al mercado de más de un año de duración se han contactado con profesionales sanitarios, empresas, con especial foco en startups, y asociaciones de pacientes.

Fruto de la etapa de consulta, el SERGAS ha publicado un primer Mapa de Demanda Temprana que recoge las intenciones de contratación previstas, proporcionando así un anticipo o adelanto al mercado sobre las necesidades tecnológicas a cubrir.

El primer Mapa de Demanda Temprana recoge 14 conceptos, en los que se englobarán las futuras licitaciones del SERGAS, y que suman un total de 8,5M€. El 70% del presupuesto se ejecutará vía CPI.

Las tecnologías demandadas incluyen, entre otras, soluciones para un mejor control de la diabetes, plataformas de homologación de e-health apps, herramientas para avanzar en la formación de los profesionales sanitarios a través de nuevas tecnologías o el desarrollo de tecnologías de diagnóstico basadas en biomarcadores.

La distribución por línea de actuación puede verse en el link:  codigo100.sergas.es/Contidos/Documents/22/Mapa%20demanda%20temprana_Codigo100_20170712.pdf

 Enlace a la publicación del artículo en Linkedin Código 100:

Inglés: https://www.linkedin.com/pulse/galician-health-service-sergas-announces-market-needs-c%C3%B3digo-cien?trk=mp-reader-card

Español: https://www.linkedin.com/pulse/el-servicio-gallego-de-salud-sergas-anticipa-al-mercado-c%C3%B3digo-cien?trk=mp-reader-card

 

[sgmb id=”1″]

 

Compartir

DESDE ESPAÑA: LA COMPRA PÚBLICA DE INNOVACIÓN

“La compra pública tradicional está en un momento de cambio sustancial. La compra pública de innovación para satisfacer problemas a los que no existe una solución comercializada e incorporar mejoras técnicas importantes es la nueva tendencia”.

Hasta ahora eran los operadores económicos los que determinaban cuál era la solución a las necesidades que la gestión pública ofrece. Ahora el nuevo modelo pone a los operadores económicos en agentes activos que colaboran en la definición de las soluciones para los problemas actuales.

La innovación consiste en encontrar nuevas y mejores maneras de hacer las cosas.

Innovación significa desarrollar un producto, servicio o proceso nuevo, o significativamente mejorado, incluyendo –con carácter no limitativo- los procesos de producción o construcción, un nuevo método de comercialización, o una nueva forma de organización de las prácticas empresariales, con el objetivo de solucionar retos sociales.

La compra pública de innovación pretende salvar el vacío existente entre los procesos y la tecnología de vanguardia y los clientes o usuarios del sector público que pueden beneficiarse de ellos. El riesgo, los costes, la colaboración y el compartir los beneficios son todos elementos importantes en una compra pública de innovación.

La demanda temprana

Para movilizar al mercado es necesario conocer cuál es el estado de evolución de éste en cuanto a las necesidades que se pretenden satisfacer.

Así pues, la entidad pública que desee beneficiarse de las ventajas de una compra de tecnología innovadora, tendrá que realizar necesariamente una demanda temprana, lo que le obligará a: Planificar sus necesidades con suficiente antelación, conocer la oferta relacionada con ese tipo de necesidades en cuanto a: tipo de soluciones no sólo actuales sino también previstas, ya que las necesidades no están cubiertas en el mercado,  empresas involucradas, conocer las tecnologías susceptibles de aportar valor y su posible evolución y coste ().

La definición del objeto a través de la necesidad. Las consultas al mercado

El principal problema de la contratación pública es la indefinición del objeto del contrato. Ello se agudiza aún más en el campo de la innovación.

En Europa se han regulado y proliferan ahora las consultas al mercado como herramienta para solventar este gran déficit que generaba grandes modificaciones del contrato y enormes bajas económicas que conllevaban la adjudicación a precios irreales. Y es que la clave es una adecuada definición de la necesidad que se persigue y del objeto del contrato.

Así, ahora se prevé que antes de iniciar un procedimiento de contratación, los poderes adjudicadores podrán realizar consultas del mercado con vistas a preparar la contratación e informar a los operadores económicos acerca de sus planes y sus requisitos de contratación. Para ello, los poderes adjudicadores podrán, por ejemplo, solicitar o aceptar el asesoramiento de expertos o autoridades independientes o de participantes en el mercado, que podrá utilizarse en la planificación y el desarrollo del procedimiento de contratación, siempre que dicho asesoramiento no tenga por efecto falsear la competencia y no dé lugar a vulneraciones de los principios de no discriminación y transparencia.

La Ley no impone un modelo único de consulta. Existe libertad por parte del órgano de contratación en la realización de estas operaciones pre contractuales.

Desde reuniones, visitas de personas, entidades o empresas sin un procedimiento reglado, hasta workshops, talleres, o un procedimiento organizado al efecto.

Esta última de las posibilidades, organizar una consulta preliminar abierta al público y publicitada convenientemente está siendo lo más habitual.

No debe olvidarse en este sentido que los principios rectores son transversales y que, aunque no estemos en la fase de adjudicación del contrato no podemos vulnerar éstos.

Lo recomendable es preparar cuanto menos dos documentos: el documento que rija la consulta preliminar y el documento de necesidades.

El documento que rija la consulta preliminar debe de fijar las reglas esenciales de la consulta preliminar sin perjuicio de que con respeto a los principios rectores de la contratación pública pueda innovarse durante el procedimiento a la vista del desarrollo de la consulta.

Por su parte, el documento de necesidades debe recoger con el mayor detalle posible qué problemáticas tiene la entidad, que objeto perseguiría con el futuro contrato y dónde están las dificultades que el órgano de contratación encuentra para no poder preparar autónomamente su condicionado.

La Guía para autoridades públicas sobre la Contratación Pública de Innovación, editada por la Comisión Europea caracteriza distintas fases del proceso de consultas preliminares. Una primera fase decidiendo el ámbito de la consulta, identificando las necesidades de los destinatarios del contrato, el procedimiento de contratación a seguir, y analizar a qué niveles dirigir la consulta (fabricantes, proveedores de servicios, subcontratistas, integradores de sistemas, investigadores, tercer sector, etc.). Una vez decidido el ámbito propone elegir el formato y el plan más eficiente para implicar a los proveedores, valorando usar encuestas, cuestionarios, formularios escritos, entrevistas presenciales, reuniones telefónicas u online, jornadas y presentaciones de proveedores, indicando con claridad los plazos y los recursos necesarios para que la consulta funcione y preparando los documentos que deben distribuirse como parte de la consulta, por ejemplo, un documento informativo. Luego, se publicaría un anuncio de información previa, publicitando la consulta en webs de interés de la industria, y notificando directamente a los proveedores siempre que sea posible. Sugiere conservar un archivo de todo contacto y estar preparado para hacer el seguimiento con todos los que respondan a la consulta. Finalmente, se prepararía un resumen de los resultados y de sus implicaciones para el procedimiento de contratación. La guía pone, además, el acento en una cuestión importante, la confidencialidad de cualquier información facilitada por los participantes.

Hasta ahora existía una percepción negativa de la participación previa de los operadores económicos en el proceso de contratación. La participación en el diseño del contrato solía conllevar la exclusión de la ulterior licitación. Ahora ello ha cambiado. Cuando un candidato o licitador, o una empresa vinculada a un candidato o a un licitador, haya asesorado al poder adjudicador, sea o no en el contexto de una consulta de mercado, o haya participado de algún otro modo en la preparación del procedimiento de contratación, el poder adjudicador tomará las medidas adecuadas para garantizar que la participación de ese candidato o licitador no falsee la competencia. Estas medidas incluirán la comunicación a los demás candidatos y licitadores de la información pertinente intercambiada en el marco de la participación del candidato o licitador en la preparación del procedimiento de contratación, o como resultado de ella, y el establecimiento de plazos adecuados para la recepción de las ofertas. El candidato o el licitador en cuestión solo será excluido del procedimiento cuando no haya otro medio de garantizar el cumplimiento del principio de igualdad de trato.

¡No me subvenciones cómprame!

Las subvenciones a la innovación son necesarias, pero no suficientes. No en vano esta forma de fomento de la I+D se ha demostrado fallida. Grandes sumas de dinero perdidas en investigaciones fracasadas. La compra pública de innovación actúa como herramienta potenciadora del mercado pues tras la compra hay una demanda real y efectiva donde tanto el comprador público como el operador económico tienen una demanda concreta. Una demanda que una vez solucionada sirve para otros muchos poderes adjudicadores.

En definitiva, el hecho de tener un “primer cliente” que actúa como catalizador lanzadera estimula al mercado y genera un aumento de la demanda en el sector público y privado.

Las compras conjuntas

 Los procesos de compra pública de innovación a menudo son complejos. La unión de licitadoras con objetivos comunes anima al mercado pues genera una demanda inicial superior y distribuye riesgos y beneficios entre el grupo de compradores.

Así, se favorece generar mayores incentivos para las empresas restando incertidumbre a su comercialización y favoreciendo la realización de un esfuerzo superior que si el cliente es único.

Pero especialmente cabe destacar que la tecnología resultante será usada por varios poderes adjudicadores y ayudará a reducir el riesgo de tecnologías no probadas y a compartir sus evoluciones en función del uso por varias entidades públicas, interactuando e intercambiando experiencias de utilización, formación, mantenimiento y actualización.

Por otra parte, en multiplicidad de subvenciones a operadores públicos se viene exigiendo la constitución de estos grupos de licitadores de diversos estados para garantizar un crecimiento internacional armónico.

La contratación conjunta puede adoptar múltiples formas, que van desde la contratación coordinada mediante la preparación de especificaciones técnicas comunes para las obras, suministros o servicios que vayan a ser contratados por una serie de poderes adjudicadores, siguiendo cada uno de ellos un procedimiento de contratación independiente, hasta aquellas situaciones en que los poderes adjudicadores interesados sigan conjuntamente un procedimiento de contratación, bien mediante una actuación conjunta, bien confiando a un poder adjudicador la gestión del procedimiento de contratación en nombre de todos los poderes adjudicadores.

Los niveles TRL y la elección del procedimiento de contratación

Para conocer que grado de innovación tiene la contratación que vamos a realizar es recomendable apoyarse en los niveles de madurez de la tecnología (TRLs o Technology Readiness Levels).

Estos son los niveles TRL:  Nivel 1 – Investigación básica: los principios elementales son observados y referidos; Nivel 2 – Investigación aplicada: se formula el concepto de la tecnología y/ o su aplicación; Nivel 3 – Función crítica, prueba y establecimiento del concepto; Nivel 4 – Análisis de laboratorio del prototipo o del proceso; Nivel 5 -Análisis de laboratorio del sistema integrado; Nivel 6 – Verificación del sistema prototipo; Nivel 7 – Demostración del sistema piloto  integrado; Nivel 8 – El sistema incorpora el diseño comercial; Nivel 9 – El sistema está listo para su uso a escala completa; Nivel posterior al 9 – Introducción al mercado.

Se considera Investigación del nivel 1 al 4, Desarrollo del 5 al 6, e Innovación del 7 al 9. Ello va a hacer que la regulación europea haya excluido de la normativa ordinaria de contratación pública a la I+D de forma que solo aquello que tiene consideración de Innovación se rige por los procedimientos ordinarios.

La elección del procedimiento de contratación va a depender de determinados factores. Especialmente, el nivel de conocimiento del mercado, el porcentaje de trabajos de I+D, la posibilidad o no de determinar las prescripciones técnicas. La necesidad o no de adquisición de la solución a escala comercial (es decir, más allá de un prototipo), el número de potenciales proveedores y estructura del mercado, y el plazo y recursos disponibles para la contratación.

La contratación pública precomercial

La compra pública precomercial abarca la contratación de servicios de I+D.

Pretende cubrir actividades como la exploración y el diseño de soluciones, la creación de prototipos o la fabricación original de un volumen limitado de primeros productos o servicios a modo de serie de prueba. La fabricación original de un primer producto o servicio puede incluir su producción o suministro en cantidad limitada con objeto de tener en cuenta los resultados de las pruebas en la práctica y de demostrar que el producto o servicio se presta a la producción en gran escala o suministro satisfaciendo normas aceptables de calidad. La I+D no incluye actividades de desarrollo comercial como la producción o el suministro a gran escala para determinar la viabilidad comercial o recuperar los gastos de I+D, la integración o la adaptación y los ajustes y las mejoras añadidos a productos o procesos existentes.

No obstante, la exclusión de las reglas generales de adjudicación de los contratos públicos, sí se exige garantizar los principios de transparencia, igualdad de trato, y competencia.

Habitualmente existen una serie de pagos por fases (exploración soluciones, generación de prototipos, pruebas: fase final).

En algunos casos es posible contratar de forma directa (procedimiento negociado sin publicidad el resultado, en los casos en que lo adquirido lo sea para investigación, experimentación, estudio o desarrollo, sin que sea posible que ello se produzca para la producción en serie o recuperar costes de la l+D.

Lo relevante es establecer en el contrato las cláusulas de gestión de la propiedad intelectual. Estos derechos deben garantizar al comprador las mejores condiciones para la plena utilización del objeto por él mismo y por quien él determine, así como la posibilidad de realizar modificaciones, por sí mismo o por terceros, y la de diversificar suministros futuros, si así conviniera. Dado que en este tipo de contrato debe existir compartición de riesgos y beneficios toma especial importancia la gestión de los royalties y el control de su gestión. Ello se viene traduciendo en una participación en los beneficios que suele rondar el 0,10% hasta el 20% respecto de los productos o servicios comercializados, así como una serie de condicionantes para el uso por el poder adjudicador y unas obligaciones de comercialización en plazo por el adjudicatario.

La Asociación para la innovación

Resumidamente, el nuevo procedimiento de asociación para la Innovación que está siendo actualmente implantado en Europa mezclaría la compra pública precomercial con la adquisición de la solución obtenida. Ello, como hemos visto, no es posible en la compra pública precomercial donde lo que se adquieren son servicios de investigación. Se trata tanto de investigar, desarrollar, y contratar a escala comercial nuevos productos y servicios. La asociación para la innovación permite la adjudicación de un contrato por fases cubriendo todas las etapas desde la I+D hasta la contratación de un volumen comercial de productos o servicios terminados, con la participación de uno o más operadores económicos en cada fase.

En definitiva, la asociación para la innovación tendrá como finalidad el desarrollo de productos, servicios u obras innovadores y la compra ulterior de los suministros, servicios u obras resultantes, siempre que correspondan a los niveles de rendimiento y a los costes máximos acordados entre los poderes adjudicadores y los participantes.

El poder adjudicador podrá decidir crear la asociación para la innovación con uno o varios socios que efectúen por separado actividades de investigación y desarrollo. La asociación para la innovación se estructurará en fases sucesivas siguiendo la secuencia de las etapas del proceso de investigación e innovación, que podrá incluir la fabricación de los productos, la prestación de los servicios o la realización de las obras.

La asociación para la innovación fijará unos objetivos intermedios que deberán alcanzar los socios y proveerá el pago de la retribución en plazos adecuados. Sobre la base de esos objetivos, el poder adjudicador podrá decidir, al final de cada fase, rescindir la asociación para la innovación o, en el caso de una asociación para la innovación con varios socios, reducir el número de socios mediante la rescisión de los contratos individuales, siempre que el poder adjudicador haya indicado en los pliegos de la contratación que puede hacer uso de estas posibilidades y las condiciones en que puede hacerlo. Salvo que se disponga de otro modo en el presente artículo, los poderes adjudicadores negociarán con los licitadores las ofertas iniciales y todas las ofertas ulteriores presentadas por estos, excepto la oferta definitiva, con el fin de mejorar su contenido.

Los procedimientos “ordinarios” para la contratación de Innovación

Para los casos en que existe una escasa proporción de I+D y lo que se pretende es contratar la innovación o, en definitiva, el producto o servicio final estamos ante lo que se viene denominando compra pública de tecnología innovadora. El bien no existe, pero puede desarrollarse en tiempo razonable. En definitiva, la compra Pública de innovación se emplea cuando los retos pueden ser abordados mediante soluciones innovadoras que casi están o ya están disponibles en el mercado, en pequeñas cantidades, y que no requieren nueva Investigación y Desarrollo (I+D).

La contratación se produce por procedimientos ordinarios, si bien a menudo complejos, como el diálogo competitivo, la licitación con negociación o los procedimientos restringidos o abiertos.

Ello generará la posibilidad de disponer de la solución en un tiempo breve – mucho menor que si llevamos a cabo una compra pública precomercial –.

Para determinar qué procedimiento utilizar se suele atender a la capacidad del poder adjudicador de definir con suficiente detalle el objeto y prescripciones técnicas necesarias. Cuando no es posible definirlas la normativa europea prevé la posibilidad de utilizar un procedimiento denominado “dialogo competitivo” donde las empresas licitadoras participan directamente en la definición de las mismas tras un proceso de negociación.

Conclusiones

Existe un cambio de modelo en Europa que tiende a la promoción de la innovación como motor económico y como solución a la precariedad de la contratación ordinaria. Los problemas y necesidades de la sociedad actual requieren formas de contratar distintas por las entidades públicas.

La compra pública de innovación contribuye a generar este cambio de modelo. Ya sea a través de fórmulas exentas de una gran tramitación burocrática, como la compra pública precomercial, o de nuevos procedimientos que permiten no solo contratar el diseño y solución a los problemas y necesidades sino su adquisición, como la asociación para la innovación.

Sin embargo, si se lleva a cabo labores para poner de manifiesto la demanda temprana, se trabaja en la definición de la necesidad y del objeto, especialmente con consultas al mercado, puede adquirirse la innovación sin procedimientos complejos. A menudo, la tramitación de un dialogo competitivo o de una asociación para la innovación lleva más de un año con la consiguiente demora de la adquisición de la solución ulterior. Con una buena llevanza de las consultas preliminares se consigue acudir a procedimientos rápidos ordinarios y se favorece una competencia más justa [L]

[sgmb id=”1″]

 

 

Artículo redactado por Dr. Francisco Javier Vázquez Matilla
Abogado. Experto del grupo de expertos en contratación pública de la Comisión Europea

Compartir