• +34 94 479 76 00
  • info@idomcpi.com

COMPRA PÚBLICA DE INNOVACIÓN, UNA HERRAMIENTA PARA LA COMPETITIVIDAD

COMPRA PÚBLICA DE INNOVACIÓN, UNA HERRAMIENTA PARA LA COMPETITIVIDAD

¿Cómo la Compra Pública de Innovación, ha ayudado a Chile, a posicionarse como el país más competitivo de la región en el 2018?

En un mundo en constantes transformaciones, hasta el mismo concepto de competitividad se reinventa; De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), -promotor del Ranking Global de Competitividad-, los territorios y sus economías se enfrentan a grandes desafíos, generados principalmente por el cambio tecnológico y la 4ta Revolución Industrial.

Para enfrentar dichos retos, los territorios deben fortalecer pilares fundamentales como sus entornos habilitantes, su capital humano, la disrupción de mercados y el fortalecimiento de sus ecosistemas de innovación, a través del desarrollo de habilidades como la flexibilidad, la resiliencia e innovar, siempre pensando en la calidad de vida ciudadanos. De igual manera el WEF ha identificado que la mayoría de los países tienen una gran brecha entre la producción de sus innovaciones y la comercialización de estas.

En los primeros puestos del ranking de competitividad 2018 realizado por el WEF, se ubican los Estados Unidos, Singapur, Alemania, Suiza y Japón, como líderes en entender dichos retos y asimilar estas transformaciones; en el caso de Latinoamérica, puntea Chile (puesto 33 a nivel mundial) y le siguen México (46), Uruguay (53), Costa Rica (55) y Colombia (60), respectivamente.

Chile ha entendido muy bien desde hace unos años, que, para incrementar su competitividad a nivel local y global, la innovación debe ser una de sus mayores apuestas y que el Estado juega un rol clave en el incentivo a la innovación privada y este tiene una responsabilidad ineludible en la incorporación de innovaciones en los servicios públicos para mejorar la calidad de atención a los ciudadanos, en los diferentes ámbitos del alcance del mismo Estado.

Por esto desde el año 2014 creó su Laboratorio de Gobierno, una iniciativa compuesta por un equipo multidisciplinario, con un directorio interministerial del Gobierno de Chile, y con un Grupo Asesor Experto del mundo privado, la sociedad civil y el sector público, el cual tiene como principal propósito desarrollar, facilitar y promover procesos de innovación centrados en los usuarios dentro de las instituciones del Estado chileno; desde este año se han desarrollado más de 114 proyectos que han transformado la economía y el modelo empresarial, social y ambiental del país.

Una de las principales problemáticas identificadas al lanzar el Laboratorio de Gobierno fue que las instituciones estatales y privadas, tenían mecanismos de compra tradicionales, que limitaban la producción de innovaciones transformacionales, haciéndose casi imposible encontrar productos y servicios que solucionaran eficientemente las problemáticas identificadas (Se identificó que el gobierno conocía solo el  3% de las soluciones ofrecidas por el mercado para resolver sus problemáticas.); de igual manera encontraron que las compras realizadas por las entidades estatales no estaban centradas realmente en las necesidades de sus usuarios y que buena parte de las compras realizadas por el gobierno eran sub-utilizadas y no generaban retornos de inversión (Chile está gastado anualmente $13.000 millones de dólares a través de su sistema de compras públicas).

Partiendo de estas problemáticas, el Laboratorio de Gobierno de Chile, identificó que las compras públicas tenían una gran oportunidad de ser gestionadas, por un lado identificando soluciones más innovadoras que generarán mayor valor al solucionar problemas públicos sectoriales o transversales, y por otro, utilizando el gasto en compra pública, como una palanca para fomentar la innovación privada y el crecimiento de la economía local.

Como resultado de estos aprendizajes, el Laboratorio de Gobierno de Chile, desarrolló el manual: “Directiva de innovación para las compras públicas, ¿Cómo podemos innovar en el proceso de Compra Pública?”, un documento que sistematiza toda la experiencia de implementación de Compra Pública Innovadora en sus instituciones, para fomentar la adquisición de productos y servicios innovadores que solucionaran problemáticas públicas en el país.

La Directiva de innovación para las compras públicas, promueve buenas prácticas para implementar un proceso CPI en entidades y territorios, comparte un manual de herramientas utilizadas por el Laboratorio de Gobierno para dinamizar la CPI en diferentes organizaciones, e incluso nos muestra en qué casos la CPI ha sido una herramienta dinamizadora de innovación territorial, maximizando los beneficios de retorno de inversión, mejorando los procesos de entidades estatales, fortaleciendo el ecosistema de innovación en Chile y generando soluciones disruptivas, que permitieron cerrar brechas tecnológicas en territorios y organizaciones, siempre basados en las necesidades de sus usuarios.

Conocer casos como este, nos hace pensar que para afrontar grandes retos como lo son los cambios tecnológicos y la 4ta Revolución Industrial, debemos #CambiarElChip y fomentar la innovación abierta y la CPI como herramientas dinamizadoras de competitividad en gobiernos, territorios y organizaciones.

Compartir
Idom CPI