• +34 94 479 76 00
  • info@idomcpi.com

EL PAPEL DE LAS EMOCIONES A LA HORA DE INNOVAR

EL PAPEL DE LAS EMOCIONES A LA HORA DE INNOVAR

Los seres humanos, independiente del ámbito laboral, social y personal en el que se desenvuelven, siempre se verán afectados por sus emociones.

Los sentimientos, los deseos, las motivaciones y los intereses, impactan el quehacer diario de las personas, lo cual, no es la excepción durante el desarrollo de procesos de innovación en las organizaciones, más cuando en su mayoría, implican cambios relacionados con las actitudes y aptitudes de sus colaboradores, que permitan alcanzar un alineamiento con la estrategia corporativa y de innovación definida en una empresa.

Es así como, Juan Vicente García Manjon,  docente y experto en Innovación, en su artículo ¿Cómo influyen las emociones en la innovación?, rescata la importancia de profundizar en el papel de las emociones en el proceso innovador y la manera en que los líderes de las empresas deben gestionar los estados emocionales de sus equipos, con el objetivo de alinear sus capacidades con los retos a los cuales se enfrentan.

Propone un modelo, sobre la base de la teoría de flujo de Mihály Csikszentmihalyi, a través del cual, los líderes de las empresas pueden identificar las emociones de sus equipos, con base en el análisis de la relación existente entre la habilidad que disponible y el desafío que se le asigna. En  este análisis, se identifican 7 estados emocionales y uno ideal denominado estado de flujo, en el cual el grado de habilidad de la persona, confluye con el desafío al cual la organización lo enfrenta y además cuenta con la capacitación necesaria para darle respuesta, siendo aparte de esto, de relevancia a nivel personal.

Fuente: Mihály Csikszentmihalyi

Las otras 7 emociones, van atadas al mayor o menor grado de habilidad y del desafío, de manera que, a en bajo grado de habilidad de la persona y un alto nivel del desafío asignado por la empresa, se generarán estados de ansiedad, que se transformarán en preocupación o apatía a medida que el grado del desafío disminuye.

Cuando el individuo cuenta con habilidades altas y el desafío asignado es bajo, se generan estados de relajación, en los que termina por perderse el interés, llevando al aburrimiento. El estado emocional de control, se genera cuando existe un alto grado de habilidad y un nivel medio del desafío, que a su vez, cuando su nivel aumenta y se cuenta con una habilidad media, se traduce en un estado de excitación para la persona, ya que se siente capaz y motivado a dar aportar su mejor esfuerzo en la atención del desafío.

Los estados emocionales de los colaboradores de una empresa, finalmente determinarán la predisposición que ésta tendrá para enfrentar los procesos de cambio que trae consigo la innovación. Los líderes de equipos, deberán aprender a percibir y aceptar las emociones de su equipo, a comprenderlas y a desarrollar acciones para regularlas, entre las que se encuentran, el desarrollo de estrategias de formación que permitan preparar los equipos para enfrentar desafíos retadores y a su vez, entender las capacidades actuales disponibles y asignar de manera consecuente, responsabilidades relevantes que motiven el crecimiento y desarrollo profesional en la empresa.

Leer artículo ¿Cómo influyen las emociones en la innovación?

[sgmb id=”1″]

Compartir
Idom CPI

Deja un comentario

*