• +34 94 479 76 00
  • info@idomcpi.com

IMPULSANDO LA INNOVACIÓN EN EL SECTOR PÚBLICO

IMPULSANDO LA INNOVACIÓN EN EL SECTOR PÚBLICO

Tips and tricks para iniciar el camino

Las condiciones socio-económicas, culturales, tecnológicas y de acceso a la información en cada rincón del planeta, han generado nuevas dinámicas sociales, ha transformado el comportamiento y desarrollado nuevos paradigmas en todas las personas que aquí habitamos; para bien o para mal simplemente no somos los mismos de hace una década (siendo esto un periodo de tiempo corto para tantos cambios) y las condiciones en las que vivimos día a día nos enmarcan en una “nueva era”.

¿Y qué ha pasado? Nos hemos puesto en la tarea de vivir de una manera contextualizada, somos cada vez más cercanos a la tecnología, estamos muy informados y hemos disfrutado de productos y servicios de vanguardia, que cumplen nuestras expectativas, nos generan calidad de vida y cada día exigimos más. Sin embargo, si se pone el ojo sobre la situación en las Administraciones Públicas-AAPP y lo que les supone esta nueva era, el balance es que han tenido que enfrentar una difícil situación. Pues se han encontrado en condiciones del siglo XXI con procedimientos, estructuras y legislación de unas cuantas décadas atrás. Sumado a esto, las exigencias de nosotros los ciudadanos son cada vez mayores, los niveles de confianza en el estado han caído radicalmente y el acceso a recursos económicos y humanos es cada vez más escaso. En general, una situación que les ha llevado a la búsqueda de soluciones diferentes y creativas a los desafíos que enfrentan hoy.

Con base a lo anterior, la pregunta que surge ahora es  ¿Cómo enfrentar este desafío?; la respuesta es clara, se hará necesario retomar la actividad que lleva varios años rondando el sector privado y que ha dado tanto de que hablar en el mundo: Innovar. Cuestionar y llegar a  ¿Qué pasa si lo hacemos de una manera diferente? con tal de iniciar el camino del cambio y la transformación de la AAPP, que les permita cumplir con sus objetivos misionales y generar valor a los ciudadanos. En conclusión, sumarse al desafío y convertirse en un verdadero agente del cambio.

En línea a lo anterior, años atrás se ha generado un importante movimiento alrededor de la Innovación en el Sector Público y al cual se han unido Gobiernos Centrales, Entidades Descentralizadas e incluso Multilaterales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE, que con recursos del Programa Marco Horizonte 2020 de la Unión Europea, han puesto en marcha el Observatorio de Innovación Pública- OPSI (por sus siglas inglés).

El movimiento que se ha dado hasta ahora, ha demostrado que si es posible innovar y generar valor a la ciudadanía. Es posible, ya lo han hecho otros superando, además, las barreras que existen al interior de las AAPP a la hora de innovar,  por eso he dicho que será todo un desafío pero no imposible de hacer. Sobre estas barreras, podríamos rondar mucho más, por ahora les invito a consultar el acercamiento que hace la OECD teniendo en cuenta el “ciclo de vida de la innovación”,  publicado en Fostering Innovation in the public sector (2017).

La situación es clara, existe la necesidad, conocemos la “casa” y sabemos de primera mano las barreras y los facilitadores; ahora la pregunta obligada es ¿Cómo ponerse manos a la obra?.  Iniciar comprendiendo que la innovación en el sector público se compone de 5 drivers o elementos que hacen parte de un Modelo de Organización Pública Innovadora y que su conjugación permitirán alcanzar el mayor objetivo de la innovación en la AAPP que, en resumidas cuentas, es crear valor para los ciudadanos a través de soluciones contextualizadas, realistas y de alto impacto. Este modelo ha sido creado por IDOM y es una propuesta de cómo enfrentar la Innovación en la AAPP, cada elemento es una dimensión en sí misma y contiene estrategias, acciones, tareas que deberán desarrollarse en cada contexto.

Ilustración 1: Modelo organización pública innovadora. Fuente: IDOM

El modelo de organización innovadora y su puesta en marcha necesitará triggers o acciones detonadoras que ayuden a iniciar el desafío y lograr un verdadero cambio de paradigma en la personas, pues es cierto que  “La innovación pública es posible cuando las personas están verdaderamente involucradas y viven la innovación desde su condición humana” y por ello habrá que iniciar con estrategias de tipo top down y bottom up. Para ello, comparto 5 acciones clave que he identificado han sido de gran ayuda en las entidades públicas con las que hemos trabajado en España y LATAM.

  • Buscar los valientes, los evangelizadores de la Innovación. Está demostrado que las personas que trabajan en entidades públicas, no solo están convencidos en la necesidad de innovar, sino que pasan de la sola creencia a crear y ser capaces de liderar proyectos que los motive y los saque de la zona de confort. Por ello, deben identificarse aquellos valientes y convertirlos en un punto de referencia, impulsarlos, formarlos, acompañarlos y facilitar espacios (tiempo) para ponerse manos a la obra. De igual manera, se recomienda que los grupos de trabajo sean multidisciplinarios y contengan al menos uno de los roles necesarios para la innovación, que son: Inspirador, creativo, ejecutor, estratega, facilitador. Si todavía no sabes qué tipo de innovador eres, te invito a realizar el test.
  • Identifique problemáticas/ necesidades centradas en el usuarios. Es esta la promesa de la innovación en el sector público, generar valor a los ciudadanos y entender su contexto. Para esto, existen metodologías de la corriente Human Centered Design como Design Thinking las cuáles facilitarán la apropiación de herramientas y metodologías que le faciliten hacer un ejercicio cercano a la realidad de los ciudadanos y ofrecer servicios y soluciones flexibles, sencillas y eficientes. Recomiendo leer el estudio realizado por la Service Design Network sobre el impacto del Diseño de servicios centrados en usuario en el sector público.
  • Identifique indicadores de impacto. Definitivamente la mejor forma de generar confianza y lograr “vender” internamente la innovación es con información certera. Por ello, y aunque en alguna entidades sea poco fácil, es de primera necesidad tener línea base e indicadores que permitan medir un verdadero impacto de la innovación. Esto es un cambio de paradigma, porque muchos de los indicadores que se presentan en la AAPP corresponden a sus planes estratégicos y son, en su mayoría, de producto. Sin embargo, este tipo de ejercicios requerirá de creatividad para obtener información que permita medir un antes y un después de una situación a intervenir.
  • Acérquese a su entorno, identifique partners de trabajo y abra las puertas a empresas, universidades, emprendedores, etc. que puedan aportar conocimiento. De las principales características de la innovación en el sector público es la co-creación, esto es un enfoque de “afuera hacia dentro” y en dónde vale más el aporte de empresas, emprendedores y conocedores de temas concretos que las ideas preconcebidas que se tienen sobre la tecnología y el comportamiento de la sociedad. Para ello, se recomienda apropiar en el día a día herramientas como la Inteligencia Estratégica para informarse de nuevo proveedores, tendencias tecnológicas y no tecnológicas, cambios legislativos y demás información que le permita estar más cerca con el exterior. En este mismo punto es recomendable explorar procesos de Compra Pública de Innovación, pues una herramienta que deja claramente evidenciada la capacidad de co-creación con el exterior y el acercamiento (en el marco dela ley) que se puede establecer con solucionadores y su capacidad de Investigación, Desarrollo e Innovación-I+D+i.
  • Abra paso a la experimentación. El desarrollo de soluciones innovadoras centradas en usuarios/ciudadanos es una actividad que requerirá salir a campo y poner a prueba las posibles soluciones, es decir iterar. Sin embargo, en ocasiones es una actividad que se pasa por alto o no se tiene en cuenta, por ello se recomienda apalancar el aprendizaje y desarrollo de conocimiento en los Laboratorios de Gobierno o entidades descentralizadas que acompañan este proceso. Muchos países han iniciado la implementación de estas iniciativas y han sido una forma de abrir paso a canales cercanos con el ciudadano, idear, desarrollar prototipos, hacer pruebas y documentar lecciones aprendidas. El informe el Banco Interamericano de Desarrollo- BID, presenta el papel y los desafíos que enfrentan dichos Laboratorios en Latino América, identifica los 4 factores para el desempeño de la innovación en el sector público y presenta recomendaciones.
  • Una última cosa… en el ADN de las innovación pública se deberían concebir soluciones replicables y escalables. Cuando la solución ha sido probada, ha demostrado impacto y se considera exitosa, debería dar un paso más allá y buscar la replicabilidad en toda la AAPP (si procede) y la escalabilidad de la misma a más beneficiarios.

Estas son unas primeras recomendaciones en los próximos post iremos mostrando más de la experiencia de innovar en el sector público. ¿Algunas recomendaciones o buenas prácticas que quieras compartir?

Paola Vargas Ramírez

Consultora Innovación y Competitividad IDOM

paolaandrea.vargas@idom.com

Compartir
Idom CPI

2 Comments so far

Valerio QuinteroPublicado en  10:06 pm - Ene 30, 2018

Me encanta, sus metodologías, orden y espacios para que se sume una buena “actitud” de las empresas del estado… lucha titánica.

Deja un comentario

*